El TSJM condena a indemnizar con unos 123.000 euros por lamuerte de un trabajador de Uralita expuesto al amianto

Tribunal Superior de Justicia de Madrid
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/12/2018 17:20:58CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha estimado el recurso de los familiares de un trabajador de la empresa Uralita en Getafe que falleció tras estar expuesto al amianto, por lo que deberán recibir una indemnización de unos 123.000 euros.

De este modo, la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso de casación, revoca otra resolución del Juzgado de lo Social nº 13 de Madrid de 25 de enero de 2018.

La Sala no ha considerado pertinente, "aun valorando muy positivamente el esfuerzo argumentativo del letrado de la empresa en impugnación del recurso", reducir el importe de la indemnización en un 50% por haber sido el trabajador fumador, ni tampoco en un porcentaje menor.

Además, se señala que "estuvo sometido largo tiempo en su actividad laboral a exposición al amianto antes de que la empresa introdujera en el año 1977 medidas de protección necesarias, de tal manera que debe apreciarse en la empresa recurrente responsabilidad civil por los daños derivados de la enfermedad profesional que determinó la muerte del trabajador".

Asimismo, la Sala comparte la tesis "bien desplegada técnicamente por los recurrentes, de que concurre relación de causa efecto entre la exposición al amianto y la patología que le causó el fallecimiento, sin que dicho nexo causal se rompa por el dato de que hubiera sido fumador, pues trabajó durante un largo periodo de 21 años en una factoría con exposición a fibras de amianto, y se le diagnosticaron múltiples placas pleurales bilaterales que constituyen un marcador de exposición prolongada al amianto".

Según la sentencia, fechada el pasado 19 de octubre, "no asiste razón a la empresa cuando aduce que, en la época en que prestó sus servicios el trabajador, para la empresa Uralita no existiera una normativa que introdujera medidas para controlar la salud de sus trabajadores frente a los riesgos del polvo de amianto con el que trabajaban, o que fuera flexible".