Actualizado 29/09/2009 17:42 CET

El TSJM incluye en la lista de imputados a la mujer de Bárcenas

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El juez instructor del 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, incluye a la mujer del senador y ex tesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar, en la lista de 71 imputados del sumario en el que se investiga la presunta trama corrupta que lideraba Francisco Correa.

En el auto de levantamiento parcial del secreto se cita al abogado de Iglesias el próximo 7 de octubre, a partir de las 10 de la mañana, para recoger una copia del dvd con toda la documentación que ha quedado fuera del secreto de sumario, cerca de 17.000 folios de expediente que recogen las actuaciones emprendidas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón antes de que se inhibiera en favor del TSJM.

Fuentes jurídicas señalaron que la citación de Iglesias se realiza en atención a su situación de imputada en la causa. En la lista total de 71 imputados se incluyen también siete personas respecto de las que la Fiscalía Anticorrupción solicitó esta misma mañana el sobreseimiento provisional de los hechos, si bien entre estas personas no se encuentra la esposa del senador popular.

El pasado 9 de septiembre, el magistrado Pedreira informó de una actuación policial ordenada por él mismo para notificar esta situación a la propia señora iglesias en su domicilio. La explicación obedeció a la petición de amparo que realizó Bárcenas en el Senado, tras denunciar que había sufrido "intento de allanamiento de morada" por parte de dos policías nacionales.

El magistrado aclaró mediante nota de prensa que la acción de la policía, llevada a cabo en el domicilio del imputado, fue solicitada por el Ministerio Fiscal y respondió a gestiones ordenadas por el propio juez, "quien en todo momento estuvo informado de su realización y resultados".

Bárcenas solicitó amparo a la Mesa del Senado tras denunciar haber sufrido este "intento de allanamiento" por parte de dos personas que se identificaron como miembros del Cuerpo Superior de Policía, algo que a su juicio supone una "inadmisible forma de intimidación a un miembro de las Cortes Generales" y una "quiebra del orden constitucional y de las normas de conducta democráticas". .

Bárcenas denunció el pasado 27 de julio en un Juzgado de Guardia de Madrid que dos personas que se identificaron como policías habían tratado de entrar en su casa para entregarle "una citación judicial que en realidad no existía". "Ello con la única intención de acceder a mi domicilio, lo que constituye un intento de allanamiento de morada", explicaba el senador en el escrito remitido a la Mesa del Senado.

"El hecho, objetivamente es gravísimo. Que funcionarios del Ministerio del Interior, los envíe quien los envíe, intenten irrumpir ilegalmente en el domicilio de un parlamentario sin orden judicial", añade Luis Bárcenas, quien asegura que este "precedente" no puede quedar "sin la adecuada respuesta por parte de las instituciones del Reino de España". "Equivaldría a reconocer por el Senado la pérdida de fortaleza del Estado de Derecho", señala.

El senador pidió que el Senado estudiara su caso "a los efectos de la posible personación" de la Cámara Alta en la denuncia que presentó en julio. Por el momento, el órgano rector ha trasladado el asunto al Ministerio del Interior.

El senador asegura en su denuncia que estos hechos fueron "sin duda" una "respuesta o represalia" a una conversación que él había mantenido el 17 de junio con el Comisario Jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González García. Aprovechando una "inesperada coincidencia" entre ambos, Bárcenas le comentó que sufría una "persecución judicial y mediática" desde hacía meses, así como "inexplicables filtraciones de datos confidenciales" del llamado caso Gürtel, relata el senador en la denuncia.

Tras esta conversación, añade, el 29 de junio se produjeron los hechos denunciados: la visita a su domicilio de dos personas que se identificaron como policías y posteriores llamadas al teléfono móvil de su mujer realizadas desde la Policía Judicial y la Comisaría de Canillas. Todo ello, constitutivo según el senador de los citados delitos. Al final, se supo que la actuación policial estaba relacionada con su esposa.