Actualizado 16/12/2008 15:50 CET

UPyD lamenta que PSOE haya hecho "dejación de su deber" al no oponerse a los presupuestos de la Comunidad

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Coordinadora Territorial de Madrid de UPyD, Mikel Buesa, lamentó hoy que el PSOE haya hecho "dejación de su deber" al no oponerse a los presupuestos elaborados por el Gobierno regional para 2009 y consideró que no habrá debate sobre las cuentas públicas a pesar de que la Asamblea de Madrid acoja mañana una jornada específica para su análisis.

"La realidad es que no habrá tal debate, pues el partido socialista ha decidido no ejercer la oposición con respecto a los Presupuestos, bajo la falsa idea de que es lo que debe hacer en tiempos de crisis", dijo Buesa, para quien tal renuncia implica "hacer dejación de los deberes que toda oposición debe asumir para defender los intereses de los ciudadanos".

El portavoz aseveró que las cuentas públicas regionales tienen "cierto marchamo de austeridad", pero consideró que no por ello deben obviarse "algunos flancos débiles". En este sentido, matizó que la contención del gasto público en la Comunidad es insuficiente, "principalmente debido a que los ingresos fiscales presupuestados son poco realistas y, en consecuencia, el déficit en el que incurrirá la Comunidad será necesariamente mayor que el que se desprende de las cifras estimadas".

Buesa también señaló que, de acuerdo con las cifras presupuestadas, no es cierto que "no se eleve ningún impuesto y se consolidan las rebajas fiscales", tal y como asegura la presidenta regional, Esperanza Aguirre, porque, dijo, "los madrileños pasarán de soportar una presión fiscal en el tramo autonómico del IRPF equivalente al 3,2 por ciento del PIB en 2008, a otra del 3,9 por ciento en 2009".

En cuanto a la Educación, UPyD recordó que el Gobierno regional que "tiene la responsabilidad de frenar el deterioro que en estos últimos años ha experimentado la calidad de la enseñanza pública". "Es en los presupuestos donde debe plantearse la mejora de la gestión de los centros públicos, fijando objetivos de calidad y normas de actuación que conduzcan a la recuperación del prestigio que tradicionalmente tuvo la enseñanza pública en Madrid", aseveró.

Buesa indicó que los Presupuestos contemplan una disminución de la financiación de las Universidades, lo que, desde su punto de vista, puede estar justificado "en la necesidad de moderar el gasto público". "Esto debería haberse acompañado de un programa de reestructuración de servicios", agregó.

También recalcó que "debería haberse tenido en cuenta que las universidades madrileñas están sobredimensionadas, por lo que es necesaria una reestructuración de las Facultades y Centros existentes, así como de los Departamentos universitarios, siempre con el criterio de favorecer la excelencia científica y la calidad de los servicios educativos".

Finalmente, manifestó que la Comunidad debería haber definido a través de la política presupuestaria el ámbito de actuación en la Sanidad, así como los estándares de calidad "que les son exigibles, las formas de inspección pública de los servicios que prestan y los costes en los que pueden incurrir".