Actualizado 21/06/2009 16:58 CET

El verano llega a Madrid con unas temperaturas suaves que invitan a paseos y descansos en parques

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El verano llegó a Madrid a las 9.45 horas de la mañana con unas temperaturas suaves que no tienen nada que ver con el calor sofocante de días pasados, en los que el termómetro superó los 35 grados por lo que los madrileños optan por los "parques, agua y aire acondicionado" para sofocar las altas temperaturas.

El primer día de verano ha traído temperaturas suaves --pocos termómetros superan los 25 grados-- por lo que este clima agradable es muy propicio para que los madrileños acampen en el césped de Plaza de España para pasar el día leyendo, charlando o tomando el sol. Es el caso de Ofelia y María Eugenia, quienes comentaron que aprovechan los "domingos y los festivos" para ir a un parque y tumbarse a disfrutar del día soleado.

También fueron muchos los turistas que se acercaron a Plaza de España para hacerse una foto con la estatua de Don Quijote y Sancho Panza. La gran mayoría llevaban en su mano junto a la cámara de fotos una botella de agua para intentar paliar el calor. Una pareja barcelonesa explicó que lo mejor para combatir estas temperaturas es "beber mucho agua, intentar ir a sitios frescos y las horas de más calor descansar en el hotel".

Para los vendedores de helados y refrescos esta época es la mejor del año para su negocio. Carlos, que lleva más de 15 años en Plaza de España, asegura que la gente lo que más compra para paliar el calor es "agua muy fría y helados de hielo". "También los refrescos se venden mucho, sobretodo para estar tumbado en la pradera de la plaza", añadió.