Una víctima de violación declara que su agresor le echó "algo" en la cerveza y peritos confirman que era un hipnótico

Audiencia Provincial de Madrid, sede penal, sección penal, tablero de informaciò
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 24/10/2018 12:47:49 CET

El acusado sostiene que las relaciones sexuales fueron consentidas

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una víctima de violación ha declarado en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid contra su agresor que sospecha que le pudo echar "algo" en la cerveza para quedarse dormida, ratificando los peritos que tenía un sedante en la sangre con el que se le indujo el sueño y se le anuló la voluntad.

Tranquila y sin biombo, la mujer ha comparecido a apenas un metro de distancia de su agresor, Abel V.S, quien se encuentra en libertad provisional. Tras la prueba, la fiscal ha solicitado que se le condene a nueve años y seis meses de prisión por un delito de abuso sexual y otro de hurto al considerar acreditados los hechos que se le imputan, dando credibilidad al testimonio de la agredida.

En su declaración, el encausado ha insistido al tribunal que las relaciones sexuales fueron consentidas después de que concertara una cita por Internet a cambio de 300 euros. De este modo, ha negado la versión de la víctima, que afirma que después de la agresión le robó el dinero y varios móviles.

Tras los hechos, la mujer llamó a la Policía Nacional y fue trasladada por los agentes al Hospital de La Paz para la toma de muestra de líquido vaginal. Se determinó que había sufrido una agresión sexual, ya que había restos biológicos del acusado. El perfil genético coincidía con el de Abel V.S.

En su comparecencia, los peritos del Instituto Nacional de Toxicología han expuesto el informe que elaboraron a raíz de un análisis de un cabello de su pelo. El estudio forense dio positivo en varias sustancias, una de ellas para inducir el sueño. En concreto, se halló el sedante de nombre zolpiem. También había restos de este hipnótico en una lata de cerveza tomada de muestra.

Los expertos han explicado a preguntas de la fiscal que este hipnótico pueden afectar a la voluntad de las personas. Además, han señalado que el principio activo hallado se usa para tratamientos de insomnio. De este modo, han determinado que la intención del acusado era sedarla.

La abogada defensora ha subrayado las contradicciones de la víctima en su declaración, achacando la acusación falsa de violación a "una venganza" por robarle su cliente el dinero que habían pactado por las relaciones sexuales que mantuvieron de forma consentida.

Por ello, ha pedido su libre absolución en relación al abuso sexual, reclamando que solo se le condene por el delito de hurto. "Soy padre de familia. No tengo por qué mentir. No sé por qué dice que le eché eso en la cerveza", ha dicho su cliente en la última palabra.

HECHOS JUZGADOS

Los hechos se produjeron sobre las 00:00 horas del día 18 de enero de 2017 cuando el acusado contrató por teléfono los servicios profesionales de carácter sexual de una mujer, que ésta ofertaba a través de la página de internet Pasion.com.

Ambos pactaron un pago de 300 euros y Abel acudió al domicilio de ésta en la calle Isabelita Usera de Madrid. Una vez allí, los dos estuvieron tomando cervezas y, en un descuido de la mujer, el procesado le echó en la bebida una sustancia hipnótica y le insistió que lo bebiera.

A continuación, fueron al dormitorio, donde la mujer comenzó a sentirse mareada hasta perder la consciencia y se quedó dormida. Entonces, Abel, aprovechando la circunstancia que él mismo había provocado, la levantó el vestido y, quitándole la ropa interior, la violó. Después, se apoderó de 300 euros que se encontraban en la mesilla de la habitación, y dos teléfonos móviles propiedad de la víctima, y se marchó del piso.

La perjudicada no ha sufrido lesiones por los hechos anteriormente relatados y la propia Fiscalía solicita que sea indemnizada en concepto de responsabilidad civil en la cantidad de 450 euros por los efectos y dinero sustraídos y en 6.000 euros por el daño moral causado.