ACEA insiste en que el objetivo de reducción de emisiones del 35% puede perjudicar a la industria

Recurso motor
ACEA
Publicado 10/10/2018 11:24:24CET

BRUSELAS, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) defiende que, aunque el objetivo de reducción de emisiones contaminantes para coches del 35% en 2030 acordado por los Veintiocho es "menos agresivo" que el votado por el Parlamento Europeo la semana pasada, puede tener un "impacto negativo" en la competitividad de la industria, tanto para los trabajadores como para los consumidores.

No obstante, la asociación reconoce que el acuerdo es un "hito muy importante", que marca formalmente el inicio del proceso de negociación entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo.

Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea han pactado este martes por la noche, tras casi catorce horas de negociación, establecer un objetivo de reducción de emisiones contaminantes para coches del 35% en 2030, con una meta intermedia del 15% para 2025, en comparación con los niveles que se registren en 2021, mientras que la Eurocámara aboga por elevar la ambición al 40%.

"Ahora pedimos a las tres instituciones que trabajen para lograr un acuerdo final que logre el equilibrio adecuado entre la protección del medio ambiente y la protección de la base de fabricación de Europa, al mismo tiempo que garantice una movilidad asequible y conveniente para todos los ciudadanos", señaló el secretario de la patronal europea, Erik Jonnaert.

Jonnaert subrayó que reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) continúa siendo una de las principales prioridades de la industria de la automoción, por lo que todos los fabricantes están ampliando e invirtiendo activamente en renovar su cartera de producto con vehículos de propulsión alternativa, particularmente con eléctricos.

ACEA reconoce que incentivar los vehículos de bajas y cero emisiones es el "camino correcto", pero está "preocupada" porque el sistema basado en sanciones (si no se cumplen con los objetivos fijados) respaldado por los miembros del Parlamento Europeo, combinado con altas cuotas de ventas, no esté en línea con la realidad e interfiera con el principio de neutralidad tecnológica.