Publicado 13/01/2016 12:36CET

BBVA alerta de que el impacto del PIVE sobre las ventas de coches casi ha desaparecido

Concesionario de Skoda
SKODA

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El impacto del Plan PIVE, de incentivo a la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo, sobre el incremento de las matriculaciones en España se ha reducido desde el lanzamiento de la primera edición del programa, en octubre de 2012, hasta casi desaparecer a finales del año pasado.

Así lo indica un informe de BBVA Research al que tuvo acceso Europa Press, en el que se señala que de no haber estado en vigor este programa de renovación del parque, únicamente se habrían dejado de vender 2.000 turismos al mes durante el último trimestre del año pasado.

El documento explica que esta pérdida de eficacia del PIVE para impulsar las ventas de coches en España es consecuencia de las restricciones introducidas en las dos últimas ediciones del mismo, la séptima y la octava, que finalizará en el primer semestre de 2016.

En este sentido, apunta que esta situación se debe a la "escasa relevancia" que tiene en la actualidad la subvención de 750 euros, por parte del Estado y de otros 750 euros por parte de las marcas, como estímulo para la demanda.

"Tras la entrada en vigor de la séptima convocatoria del PIVE, a comienzos del mes de marzo y, en particular, desde la aprobación del PIVE 8, a mediados de mayo, el número de turismos matriculados cada mes apenas ha fluctuado en torno a las 85.000 unidades cuando se descuentan las variaciones por motivos estacionales y de calendario", añade.

El informe de BBVA Research asegura que el PIVE 7 incluyó dos nuevas condiciones en comparación con las ediciones anteriores. La primera, que el beneficiario de la ayuda tendría que ser titular del coche a achatarrar durante al menos un año, y que éste tuviera en superada la ITV.

Además, también se redujo el precio máximo de adquisición de algunos de los vehículos elegibles y se declaró incompatible la subvención, para un mismo vehículo, con cualquier otra ayuda pública. Dichas restricciones se mantienen en el PIVE 8, en el que la cuantía de la subvención ha bajado a 1.500 euros por turismo y el presupuesto ha crecido hasta 225 millones de euros.

Por otro lado, el documento también apunta que la recuperación de la demanda de turismos en el mercado español durante 2015, con un crecimiento de las matriculaciones por encima del 20%, ha contribuido a encarecer un 3,5% el precio de los coches en 2015.

MOTOCICLETAS.

Además, el informe indica que la recuperación de la demanda de motocicletas continúa, principalmente por la mejora de las expectativas de los compradores potenciales, así como por el aumento de la financiación y por la renovación necesaria del parque móvil.

Las previsiones de BBVA Research contemplan que las entregas de motocicletas en España cerrarán el año actual con un volumen de alrededor de 145.000 unidades, lo que supondría situarse en volúmenes de 2010. "Con todo, el crecimiento sostenido de los últimos dos años tan solo ha permitido al sector recuperar una cuarta parte de la demanda perdida durante la crisis", apunta.

Finalmente, el texto señala que el precio de los vehículos de dos ruedas, al igual que el de los automóviles, también ha subido a raíz de las mayores ventas, con un encarecimiento relativo del 4,2%.

Para leer más