Publicado 17/09/2015 18:46CET

Taxistas piden a Bruselas que 'apps' como Uber se sometan a la ley

BRUSELAS, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Diversas organizaciones de taxistas, como la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), CTE, FPTM y los sindicatos CC.OO. y UGT se han reunido este jueves con el gabinete de la comisaria de Transportes de la Comisión Europea, Violeta Bulc, para pedir que aplicaciones como Uber sean "sometidas al imperio de la ley" y a la "leal competencia".

En un comunicado, Fedetaxi también señala que ha trasladado al Ejecutivo comunitario la necesidad de diferenciar del consumo colaborativo "actividades que lo pervierten", entre las que han citado a la compañía norteamericana Uber.

En la misma línea, estas organizaciones han insistido en remarcar el "peligro" que suponen actividades "ilegales" como la de UberPop, al "sustraer ingresos de las arcas públicas y Seguridad Social, infringir leyes de transporte y poner en riesgo la seguridad vial y jurídica de los usuarios".

De la misma forma, se ha entregado a la Comisión Europea un documento que recoge una serie de propuestas encaminadas a "mejorar la competitividad en el sector" y a "frenar aplicaciones ilegales que operen en el mercado de modo desleal, haciendo dumping social y fiscal".

Por su parte, fuentes europeas han apuntado que la Comisión Europea está al tanto de los acontecimientos en torno al surgimiento de nuevas formas de transportes dentro de la conocida como "economía colaborativa".

Así, han expresado que el Ejecutivo comunitario está escuchando "atentamente" a todas las partes y considerando cómo actuar en el nuevo escenario "sin favorecer a ningún modelo de negocio sobre otro".

"La economía colaborativa tiene el potencial de crear puestos de trabajo adicionales, pero hay cuestiones relacionadas con los derechos de los consumidores y seguridad, impuestos, y leyes laborales que es necesario revisar", han añadido.

Este encuentro se ha producido un día después de la manifestación que tuvo lugar este miércoles en Bruselas, convocada para pedir a la Comisión de Transporte de la UE que no cambie la legislación vigente y prohíba definitivamente que empresas como Uber puedan operar en Europa.

Para leer más