Telefónica y Endesa presentan la primera cabina telefónica que recarga coches eléctricos

Actualizado 12/05/2010 16:24:35 CET
TELEFONICA

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Telefónica y Endesa han puesto en marcha en Madrid un proyecto piloto para la instalación de cabinas telefónicas donde los usuarios de vehículos eléctricos podrán estacionar y recargar sus automóviles de forma gratuita a través de tarjetas prepago que el Ayuntamiento de la capital entregará sin coste alguno.

Las compañías explicaron que durante el proyecto piloto, que tiene como plazo hasta finales de año, la prestación del servicio de recarga será gratuita y que una vez concluido dicho plazo se comenzará la explotación comercial.

El consejero delegado de Telefónica Telecomunicaciones Públicas, Horacio Pérez, indicó que, según las estimaciones de la compañía, durante el año en curso se podrían instalar unos 30 equipamientos de este tipo en las 1.700 cabinas de Madrid. El directivo señaló que la inversión de estas soluciones oscila entre los 3.000 y 6.000 euros, dependiendo, entre otras cuestiones, de la localización de los dispositivos.

Asimismo, la compañía contempla extender la iniciativa a otras ciudades. El presidente de Telefónica España, Guillermo Ansaldo, recordó en su intervención durante la inauguración de la primera cabina de este tipo, situada en la Ronda de la Comunicación, próxima a la sede de Telefónica, que en España existen 15.000 cabinas dotadas de las infraestructuras necesarias para instalar estos dispositivos sin necesidad de grandes obras civiles.

Por su parte, el presidente de Endesa, Borja Prado, apuntó que uno de los problemas del desarrollo de estas iniciativas es la falta de demanda actual y recordó que el objetivo del grupo energético es instalar 280 puntos de recargas, junto con sus socios en España, en 2010.

Así, el directivo matizó que no existen vehículos eléctricos porque no hay redes y viceversa, por lo que enfatizó la importancia de este tipo de iniciativas y el compromiso económico y social de desarrollar una "red tupida e inteligente que elimine las barreras" para el desarrollo de los coches eléctricos.

PROYECTO VIABLE

En este sentido, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, apuntó que este proyecto demuestra la "viabilidad" de las cabinas como punto de recarga y señaló que el objetivo de la capital es colocarse a la cabeza de estas iniciativas con las instalación de hasta 500 puntos de recarga.

"Estamos trabajando intensamente para afrontar el desafío que supone la transición a un nuevo modelo de movilidad sostenible, porque es a las ciudades a quienes corresponde gestionar la llegada de los vehículos eléctricos con un doble objetivo: como parte de nuestra lucha contra el cambio climático y de nuestras políticas para avanzar en el uso eficiente de la energía", explicó.

Además, recordó que el 72 por ciento de los europeos residen en zonas urbanas, que consumen el 75 por ciento de la energía y generan el 82 por ciento de la riqueza de la Unión. Por otra parte, el 98 por ciento de todos los desplazamientos corresponden a trayectos urbanos inferiores a 50 kilómetros.

Por eso, consideró que las ciudades no deben ser "meros espectadores del cambio" sino que, como Madrid, deben "aspirar a ser actores en el proceso de implantación del nuevo modelo de movilidad sostenible".