La presión sobre el diésel y el WLTP han destruido 35.000 empleos en España, según UGT Fica

Planta de Ford en Almussafes (Valencia)
FORD - Archivo
Actualizado 20/09/2018 14:44:35 CET

La Coordinadora de UGT FICA reclama al Ejecutivo que paralice la "criminalización" sobre el gasóleo

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT Fica) ha exigido que se negocie un Plan Industrial Estatal para afrontar los retos de futuro del sector del automóvil en España y que cuente con la participación de los agentes sociales.

La Coordinadora de responsables de UGT Fica de los centros de producción de vehículos españoles (Mercedes Victoria, PSA Vigo, Renault Palencia, Renault Valladolid, Iveco Valladolid, Nissan Avila, PSA Madrid, Iveco Madrid, Volkswagen Navarra, Opel Figueruelas, Seat Martorell, Nissan Barcelona y Ford Almussafes), mantuvieron ayer una reunión con el responsable del sector Automovilístico de UGT FICA, Jordi Carmona.

Entre las medidas acordadas, según informó la organización sindical en un comunicado, destaca la "exigencia" al Gobierno para que active "urgentemente" la implantación del contrato relevo como herramienta de rejuvenecimiento de las plantillas y de competitividad de los centros industriales en España.

La Coordinadora de UGT FICA reclama también al Ejecutivo que paralice la "criminalización" que se está haciendo hacia los vehículos diésel "como culpables de la situación medioambiental".

"Esta presión sobre el diésel, unida a la nueva directriz sobre homologaciones de motores (WLTP), ha supuesto hasta el momento la pérdida de cerca de 35.000 puestos de trabajo a nivel nacional, por lo que exigimos una transición coherente y pausada articulada en torno a un Pacto de Estado por la Industria que frene esta sangría de pérdida de empleo en el sector", subraya UGT Fica.

Además, la organización reclama la puesta en marcha de un Plan Industrial Estatal que incluya el contrato relevo adecuado al sector; formación estatal orientada hacia las nuevas tecnologías; un pacto energético; la potenciación de la instalación de centros de fabricación de baterías; la creación de una red de puntos de carga; un marco de negociación sobre la base de convenios sectoriales; el mantenimiento los incentivos para la compra de vehículos; los incentivos a las empresas que inviertan en nuevas tecnologías y garanticen el empleo y un plan estratégico terrestre vial, de rail y medioambiental.

"Desde la coordinadora se entiende que cualquier acción o información que no vaya en línea de afrontar una transición coherente y pausada en el marco de un Pacto de Estado por la Industria que incluya las medidas anteriores, supondrá un riesgo potencial para la industria automovilística en España y en consecuencia, de los más de dos millones de puestos de trabajo directos e indirectos con que cuenta el sector en España", advierte el sindicato.

Finalmente, UGT Fica no descarta emprender las acciones que considere necesarias para "salvar" la industria de la automoción y sus puestos de trabajo en caso de que "persista la pasividad" del Gobierno para afrontar los retos futuros del sector.

Contador