Volkswagen España, sobre el tercer modelo en Landaben (Navarra): "Hay que tener paciencia"

 Volkswagen
VOLKSWAGEN - Archivo
Publicado 21/05/2019 13:47:01CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Volkswagen España, Laura Ros, ha señalado, ante la posible llegada de un tercer modelo de producción a la planta de la compañía en Landaben (Navarra), que "hay que tener paciencia".

De este modo, Ros sigue la línea de la dirección del grupo. El consejero delegado del consorcio automovilístico alemán, Herbert Diess, ya avanzó en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que, "de momento", no tiene mucho sentido la adjudicación de un tercer modelo a la planta navarra.

"No hace falta. No tenemos capacidad ni para dos. ¿Para qué?", respondió Diess ante los rumores de una posible llegada de un nuevo modelo a la planta navarra tras el preacuerdo de convenio colectivo alcanzado entre UGT, CC.OO. y la dirección de la compañía. No obstante, el directivo no descartó del todo la opción y señaló que "siempre es una posibilidad" si los volúmenes de producción del Polo bajan.

El programa de producción de la planta previsto para 2019 es de 320.227 coches, que se distribuyen entre 177.827 unidades del Polo y 142.400 unidades del T-Cross, lo que supondría la tercera producción anual más alta en la historia de Volkswagen Navarra, solo por detrás de los años 2010 (336.336 coches) y 2011 (353.353 coches). El calendario laboral de la instalación es de 222 días productivos.

La compañía automovilística alemana explicó que la producción del nuevo Polo y del T-Cross en Landaben conllevará una inversión de cerca de 1.000 millones de euros en la planta hasta finales del año 2021. Volkswagen Navarra inició la fabricación en serie del nuevo T-Cross a finales de diciembre del año pasado.

"Para la fábrica de Volkswagen en Navarra, la llegada del T-Cross es un hito. Se trata de la primera vez, en los más de 50 años de historia del centro, que se producen dos modelos a la vez: el Polo y el T-Cross. Para ello se han invertido 1.000 millones de euros en la fábrica, garantizando además el futuro de los casi 5.000 empleos (4.877 trabajadores a abril de 2019) directos de Volkswagen Navarra", señaló el presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz.

La factoría tarda entre 18 y 20 horas en ensamblar un Polo y un T-Cross, dependiendo de la versión y del equipamiento del modelo. Volkswagen Navarra cuenta con 500 proveedores y en 2018 produjo 272.272 vehículos, un 11,5% más que en el ejercicio precedente. De este total, el 90% fue exportado a 44 países (Alemania, Italia y Francia son los principales países receptores).

A partir del segundo cuatrimestre, la instalación empleará medidas adicionales de flexibilidad. En concreto, serán turnos de pausas desde la semana 18 hasta finales de año y 15 sábados voluntarios entre mayo y diciembre.

Contador

Para leer más