Actualizado 16/01/2007 18:09 CET

Economía/Motor.-El comité de PSA en Vigo afirma que la planta tiene "mecanismos adecuados" ante los vaivenes del mercado

VIGO, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de la factoría de PSA Peugeot Citroën en Vigo afirmó hoy que existen "mecanismos adecuados" para afrontar los posibles vaivenes del mercado y que los trabajadores "están preparados" en caso de que haya una mala respuesta comercial al nuevo modelo, C4 Picasso.

Así lo expresó el presidente del comité, Juan Cantos, en declaraciones a Europa Press, y señaló que la fábrica "ya ha pasado otras veces por momentos difíciles, incluso con paros técnicos". De esta forma se refirió a las últimas manifestaciones realizadas en Santiago por el ex director de la planta, Javier Riera, sobre la posibilidad de que se reduzca la carga de trabajo en el centro de Vigo.

Cantos explicó que, gracias a los mecanismos de "flexibilidad", la plantilla está "preparada" en caso de que se reduzca esa carga de trabajo y la empresa puede recurrir a la bolsa de horas de trabajo sin que los empleados resulten perjudicados. Por ello, insistió en que, "el futuro no tiene que ser preocupante, ya que tiene vaivenes por los que ya hemos pasado".

En ese sentido, recordó que el centro de Vigo cuenta con un calendario laboral y con otro de tipo industrial, que se ajusta a las demandas del propio mercado y que supone una "medida correctiva" para paliar los efectos de una posible bajada en la demanda de los modelos.

Con respecto a la política de empresa en el futuro, Cantos reiteró que la multinacional "no tomará medidas contra el centro que le aporta más rentabilidad", aunque admite que la fábrica puede resultar afectada por "otras medidas globales enmarcadas en el propio grupo".

"BARRER PARA CASA"

Por otra parte, en relación con el futuro de ex director de la planta viguesa, Javier Riera, el presidente del comité de personal resaltó positivamente su participación en diferentes organismos relacionados con la dirección de empresas y la sociedad del conocimiento.

Cantos señaló su convencimiento de que Riera seguirá apoyando el sector del automóvil "esta vez desde fuera" y recordó su empeño por "barrer para casa" tanto en el caso de Galicia, como particularmente en el de Vigo, luchando por la consolidación del sector del automóvil y la industria auxiliar.

"SENSIBILIDAD"

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), José Manuel Fernández Alvariño, aseguró coincidir con las manifestaciones de Riera sobre la carga de trabajo, y manifestó "una pequeña inquietud" por la producción del centro de Vigo.

Fernández Alvariño recordó que el futuro de la planta depende de las inversiones que el grupo haga en ella y de la "sensibilidad" que el nuevo director, Pierre Ianni, "sepa trasladar a los centros de decisión de PSA Peugeot Citroën".

En ese sentido, el presidente de la CEP insistió en que Citroën cuenta con un "nuevo timonel" en Vigo, que debe ser el encargado de "sensibilizar" a la dirección de la multinacional sobre la necesidad de mantener las inversiones y la carga de trabajo en la fábrica viguesa.