Actualizado 05/06/2024 17:26

Las autoridades japonesas entran en la sede de Toyota por las irregularidades en la certificación de coches

Archivo - FILED - 25 February 2003, Saxony-Anhalt, Burg: The logo of the Toyota car manufacturer pictured in Burg. Photo: Jens Wolf/dpa-Zentralbild/dpa
Archivo - FILED - 25 February 2003, Saxony-Anhalt, Burg: The logo of the Toyota car manufacturer pictured in Burg. Photo: Jens Wolf/dpa-Zentralbild/dpa - Jens Wolf/dpa-Zentralbild/dpa - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los funcionarios del ministerio japonés de Transportes han entrado en la sede central de Toyota en la prefectura de Aichi (Japón) en el marco de una investigación sobre los procedimientos de la automovilística tras encontrar varias irregularidades en las solicitudes gubernamentales de certificación de ciertos modelos de coches.

El escándalo parte del descubrimiento del gobierno nipón de que la unidad de automóviles compactos de Toyota, Daihatsu, y otros fabricantes japoneses como Mazda, Honda o Suzuki se saltaron las normas falsificando ciertos procedimientos para la certificación de los coches en toda la industria.

En el caso de Toyota, los modelos afectados son tres, el Corolla Fielder, el Corolla Axio y el Yaris Cross, fabricados en suelo japonés y cuyas ventas se realizan fuera de Europa.

De hecho, todos los vehículos Yaris Cross para el viejo continente se fabrican en la planta de la compañía en Francia y, de momento, quedan fuera de estos requerimientos, según han detallado fuentes de la automovilística a Europa Press.

Mazda, por ejemplo, ha despertado las preocupaciones de los reguladores por la inexactitud en los resultados del software de control de motor para dos modelos en producción.

En cualquier caso, fuentes del fabricante aseguran que los envíos a afectados a Europa de Mazda no se van a ver afectados y que, en estos momentos, están preparando una investigación --de la mano de las autoridades-- para solventar las irregularidades detectadas. 

Por el momento, se dejarán de comercializar el Mazda2 y el Mazda MX30 REV en Japón, a la espera de aclarar con las autoridades correspondientes estas irregularidades.

Yamaha ha sido investigada por las pruebas de ruido en un modelo actual y en Honda por 22 antiguos. Suzuki, por su parte, habría mentido --acorde al informe del Gobierno de Japón-- en varios documentos sobre las pruebas en el sistema de frenos de un modelo que no se fabrica en estos momentos.

Las investigaciones 'in situ' en las sedes de las automovilísticas han empezado este martes en los cuarteles generales de Toyota, pero las autoridades ya han avanzado que a lo largo de los próximos días inspeccionarán las oficinas del resto de las compañías.

Las acciones de Toyota han caído este lunes en la Bolsa de Valores de Tokio más de 1,2%, hasta los 3.298 yenes (19,52 euros por título). En el caso de Honda el recorte ha sido superior al 2%.

 

Contador

Leer más acerca de: