Publicado 04/02/2021 11:56CET

La falta de estaciones de carga, el principal obstáculo para elegir un vehículo eléctrico

Punto de carga eléctrico.
Punto de carga eléctrico. - SEAT - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 51% de los conductores que planea comprar un automóvil en los próximos cinco años afirmó que la falta de estaciones de carga (ya sea en el hogar, el trabajo o en las carreteras públicas) es la razón clave que les impide elegir un vehículo eléctrico, según la edición 'EVs & Sustainability' del informe anual elaborado por LeasePlan, junto con la firma de investigación Ipsos.

Para el director ejecutivo de LeasePlan, Tex Gunning, "los conductores están listos y dispuestos a desempeñar su papel en la lucha contra el cambio climático, pero la falta de infraestructura de carga de vehículos eléctricos los está frenando".

Para ello, el directivo ha destacado que se necesitan políticas en cada uno de los 22 países encuestados que respondan a la demanda pública mediante la inversión en una infraestructura de carga universal, asequible y sostenible.

La encuesta, realizada a más de 5.000 conductores en 22 países, señala que hay un claro aumento en las actitudes positivas hacia la conducción eléctrica, y que un 65% de los conductores asegura tener una visión favorable de la conducción eléctrica sin emisiones.

MEJORA LA OPINIÓN DE LA ELECTROMOVILIDAD

Casi la mitad (44%) de todos los encuestados dijo que su opinión sobre la conducción eléctrica ha mejorado en los últimos tres años.

Además, el estudio revela que la aceptación de los vehículos eléctricos por parte de los conductores ha alcanzado un punto de inflexión, ya que el 61% que tiene la intención de obtener un automóvil nuevo en los próximos cinco años afirma que considerará un vehículo eléctrico.

Por otro lado, los conductores tienen cada vez más claro que ser ecológico no tiene por qué costar más que conducir un vehículo diésel o de gasolina.

El 46% de los encuestados apunta a que los vehículos eléctricos no solo contribuyen a combatir el cambio climático a través de menores emisiones de dióxido de carbono (CO2), sino que también están de acuerdo en que los vehículos eléctricos tienen un menor coste de funcionamiento (47%).