Goodyear y Brabham Automotive anuncian un acuerdo global para el desarrollo de vehículos

Publicado 29/08/2019 12:18:53CET
Goodyear y Brabham volverán a colaborar
Goodyear y Brabham volverán a colaborar - GOODYEAR-BRABHAM - Archivo

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Goodyear y Brabham Automotive han alcanzado un acuerdo para colaborar en el desarrollo de coches tanto de competición como de carretera, emulando una colaboración histórica entre ambas marcas en la alta competición automovilística a partir de 1965.

Esta unión coincide con el regreso de la marca Brabham a la competición en el circuito Brands Hatch, donde el Brabham BT62 debutará los días 9 y 10 en la carrera del Britcar 'Into the Night', un evento parecido a las 24 horas de Le Mans. También Brands Hatch es el circuito donde Jack Brabham llevó su Brabham-Repco BT19 a la victoria hace 53 años.

El trabajo entre Goodyear y Brabham reaviva una asociación histórica entre las dos compañías, durante la cual obtuvieron 26 victorias en Grandes Premios de Fórmula 1, pues Jack Brabham ganó el Campeonato Mundial de F1 de 1966 con un Brabham-Repco con neumáticos de Goodyear. Este fue el primer y único título para un piloto en un monoplaza de su propia construcción y con su propio nombre.

Denny Hulme continuó ese éxito consiguiendo campeonatos consecutivos para Brabham y Goodyear en 1967, antes de que las estrellas de Brabham como Carlos Reutemann, Niki Lauda y Carlos Pace llevaran la gorra Goodyear al escalón más alto del podio en los años setenta. En 1981, Nelson Piquet también fue campeón del mundo con este binomio.

"El compromiso continuo demostrado por Goodyear a nivel mundial en el mundo de la competición significa que es el momento perfecto para que las dos marcas se unan de nuevo mientras continuamos nuestro camino hacia Le Mans.", asegura el hijo de Sir Jack Brabham y director de Brabham Automotive, David Brabham.

EL BRABHAM BT62 ES EL NUEVO COCHE DE COMPETICIÓN DE LA COLABORACIÓN

A la cabeza del retorno de la historia entre Brabham y Goodyear está el Brabham BT62, un coche de competición sin restricciones y con una producción limitada a solo 70 unidades. Con un peso de 972 kilogramos (en seco) y con 700 caballos de su motor V8 de 5.4 litros, ofrece un rendimiento que ya ha batido récords de vuelta rápida en la clase GT3.

Además de suministrar neumáticos Goodyear Racing para el BT62 destinado a las carreras, el coche también está disponible con la opción de conversión legal para la carretera, que montará neumáticos de la gama Goodyear Eagle F1 SuperSport presentada a principios de este año. El Eagle F1 SuperSport ya sido declarado ganador absoluto de pruebas.