Un estudio propone que el Tajo mantenga actual caudal ecológico, compatible con el trasvase

Actualizado 13/07/2019 10:59:11 CET
Lucas Jiménez y Miguel Ángel del Amor, en rueda de prensa
EUROPA PRESS

El régimen natural del río Tajo no podría soportar los caudales ecológicos actuales sin los embalses de Entrepeñas y Buendía

MURCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) ha presentado un estudio que refleja que los caudales ecológicos que se deben establecer en la cuenca del Tajo "no difieren de forma significativa de los caudales mínimos actualmente fijados en su Plan Hidrológico", por lo que la actual regulación "permitiría asegurar el buen estado de las aguas así como la permanencia del trasvase Tajo-Segura".

Así aparece reflejado en el estudio 'Seguimiento de la Planificación del Tajo. Informe previo sobre los caudales ecológicos en Almoguera, Aranjuez, Toledo y Talavera' elaborado por la empresa Aquatec que ha analizado más de 200 kilómetros de tramos del río en un intervalo temporal de 21 años, según ha hecho saber en rueda de prensa el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, acompañado por el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor.

Jiménez ha señalado que se trata de un informe "previo" y queda "mucho por delante", como la redacción de un informe sobre la calidad de las aguas que "va a arrojar datos sin duda importantes a la hora de definir esos caudales ecológicos"; así como la presentación del estudio de los parámetros físicos y químicos de las aguas del Tajo; y la actualización de los caudales ecológicos con datos hidrológicos hasta Talavera.

ENTERPEÑAS Y BUENDÍA, "NECESARIOS"

El estudio previo presentado este viernes pone de manifiesto que el régimen natural del río Tajo no podría soportar los caudales ecológicos propuestos por el actual Plan Hidrológico del Tajo sin la existencia de los embalses de Entrepeñas y Buendía, puesto que las aportaciones medias registradas en un intervalo temporal de 21 años, en muchas ocasiones, "se sitúan por debajo de los caudales mínimos circulantes".

Por tanto, Jiménez ha señalado que "solo se puede mantener un río artificialmente", a diferencia de lo que piensan "los detractores de las infraestructuras", lo que constituye la "gran paradoja" de los caudales ecológicos".

Y es que un río se nutre de las aportaciones de recursos subterráneos o de las lluvias, entre otras cosas, pero si lo que la naturaleza aporta es inferior a lo que se fija como caudal ecológico obligatorio, son necesarias "medidas basadas en la artificialidad, es decir, basadas en la acción del hombre".

Ha contrastado esta necesidad "frente a la filosofía que impera ahora en el conjunto del país y que apuesta por dejar los brazos caídos y que los ríos discurran solos".

Por lo tanto, este estudio refleja que "paradójicamente a lo que se replica desde foros adversos al trasvase Tajo-Segura, solo gracias a los embalses de Entrepeñas y Buendía se puede asegurar un caudal ecológico constante en los tramos del río que dependen de estos embalses".

Por eso, el Scrats sostiene que "el ser humano, es decir, el Ministerio, tiene que adelantarse a las situaciones presentes y futuras de variación climática con infraestructuras que permiten regular, dar tranquilidad en época de sequía, así como con trasvases para paliar la situación de desigualdad hídrica existente en este país".

Por otro lado, el estudio establece que los objetivos fijados por la planificación para la consecución del buen estado de las masas de agua en los referidos tramos del río Tajo se consiguen con el establecimiento del caudal ecológico de 6 metros cúbicos en Almoguera y Aranjuez, y de 11,88 y 12 hectómetros cúbicos en Toledo y Talavera, respectivamente.

Jiménez ha señalado que, con estos caudales, "se mantiene el objetivo de la Directiva Marco del Agua, que no es otra cosa que el buen estado del agua". A este respecto, ha aclarado que esta Directiva europea no exige establecer unos caudales ecológicos, sino que demanda a España que aplique las medidas que se ha autoimpuesto para conseguir el buen estado de las aguas.

"PALURDOS LÍDERES"

Jiménez ha criticado que el cierre del trasvase a partir de su entrada en la frontera de las provincias levantinas "solo entra en la mente de algunos palurdos líderes".

"No creo que en la mente de algún palurdo líder esté la idea de cerrar el trasvase para los usuarios de Castilla-La Mancha que riegan con aguas propias del Júcar o para las poblaciones de Albacete que precisan agua del trasvase", ha remarcado.

"No creo que, por obtuso que sea un dirigente político, se plantee cerrar una infraestructura que da tranquilidad en épocas que pueden presentarse de dificultad para conseguir agua para abastecimiento", porque a su juicio "sería una temeridad".

PRESENTARÁN EL ESTUDIO AL MINISTERIO

El presidente del Sindicato ha afirmado que él desconoce la información que se maneja para establecer los nuevos caudales ecológicos del Tajo. "Yo no tengo ninguna información de eso", ha asegurado Jiménez, quien sí recuerda que el secretario de Estado dijo que, en torno al 20 de julio, publicarían el esquema provisional de temas importantes.

Al ser preguntado por si el Sindicato espera ser consultado antes del establecimiento del caudal ecológico del Tajo, Jiménez ha considerado que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, "tiene la obligación de recibir a todas las partes implicadas en todo este tipo de asuntos".

Ha reconocido que ha estado "indignado", pero ha desmentido que sea porque Ribera haya recibido a representantes políticos de los pueblos ribereños del Tajo. Al contrario, ha mostrado su disgusto porque la ministra "ha obviado las peticiones de entrevista tanto de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes, que es una parte afectadísima por todo lo que conlleva el nuevo ciclo de planificación, como de este Sindicato, que tiene detrás a 80.000 comuneros sin contar con la gente que directa o indirectamente depende de las aguas que administra".

En cualquier caso, ha asegurado que el estudio presentado este viernes sobre los caudales ecológicos será presentado ante el Ministerio de Transición Ecológica"

"EL TRASVASE ES LA SOLUCIÓN"

Del Amor, por su parte, ha destacado que en el ánimo de colaboración que el Gobierno regional mantiene con el Sindicato, "somos los primeros interesados en el mantenimiento medioambiental del Tajo".

"Igual que todos los murcianos conocemos la evolución del río Segura, queremos aportar nuestro saber hacer también a la evolución del Tajo", según Del Amor, quien explica que se han determinado varios estudios con este fin, entre ellos el presentado este viernes.

Ha subrayado que la principal conclusión de este estudio es que el trasvase Tajo-Segura "no altera" los caudales que se han definido para el normal funcionamiento del Tajo y, además, el acueducto es "paradójicamente" la "solución para el mantenimiento ecológico del Tajo".

Del Amor ha subrayado que los estudios previstos también pretenden determinar si "se depura como se debe" en el Tajo y que, por lo tanto, "no se busquen otras afecciones para cumplir otros objetivos". El fin último, añade, es lograr una planificación hidrológica nacional.

Contador

Para leer más