Publicado 10/01/2022 12:14CET

El Ayuntamiento de Murcia concluye las obras de restricción del tráfico en la calle San Nicolás y su entorno

MURCIA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las obras de restricción del tráfico que el Ayuntamiento de Murcia impulsó en la calle San Nicolás y en su entorno con el fin de disminuir el ruido y la polución en la zona, así como mejorar la seguridad de los peatones, ya han concluido, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Una vez que finalicen las pruebas que se están realizando, lo que tendrá lugar, previsiblemente, en semanas próximas, entrará en funcionamiento el control de acceso mediante cámaras para lectura de matrículas de los vehículos que acceden a las calles, cuyo tráfico será restringido.

Hasta el momento, el Servicio de Tráfico ha autorizado 306 expedientes, con un total de 417 matrículas autorizadas, de vecinos de las calles San Nicolás, Antonio Segado del Olmo, Callejón Brujería, Aistor, Plaza José Maria Bautista Hernández, Cortés, Julián Calvo, Riquelme y San Benito.

La concejala de Movilidad Sostenible y Limpieza Viaria, Carmen Fructuoso, ha indicado que "gracias a esta actuación se reducirá el tráfico rodado en esta zona, mejorando la sostenibilidad en el entorno".

Fructuoso ha añadido que "hemos convocado a los vecinos para una reunión esta semana para indicarles todas las novedades" y ha recordado que "el pasado mes de agosto se habilitó un correo electrónico y un teléfono para ofrecerles toda la información necesaria".

SISTEMA DE CONTROL DE ACCESO

El sistema de control de acceso digitaliza las matrículas de todos los vehículos que acceden a las calles de tráfico restringido a través de los puntos de control, discriminando entre aquellos cuyas matrículas están autorizadas y los que no tienen autorización, y que, por tanto, son objeto de una sanción.

Así, tienen derecho a la obtención de la autorización de acceso a esta zona restringida los vehículos de residentes; los usuarios de garaje no residentes y los titulares de locales de negocio o actividad en la zona.

Los vehículos de servicio público municipal, asistenciales, de emergencia y taxis y las bicicletas, según la señalización correspondiente, podrán acceder libremente.

UN 83% MENOS DE TRÁFICO

Según los cálculos, el tráfico disminuirá un 83,64% --actualmente se registra una intensidad máxima horaria (el tráfico de la hora punta) de 321 vehículos por hora-- y se ahorrará un 27,3% de emisiones. La restricción de tráfico en San Nicolás implica también la restricción en las calles Riquelme y Segado del Olmo, lo que conlleva una reordenación del estacionamiento y plazas de carga y descarga, y una mejora de las plazas destinadas a vehículos de dos ruedas.

De esta forma, se ha ampliado la zona de aparcamiento destinada a residentes y se mantiene la zona azul con distinto reparto zonal, redistribuyendo las plazas de aparcamiento de la ORA de rotación y residentes de las calles Barítono Marcos Redondo, Cuesta de la Magdalena, Santa Teresa y Plaza San Julián.

Además, se incrementa el espacio destinado a motocicletas en las calles Morera, Riquelme, San Nicolás y Santa Teresa; y el destinado a labores de carga y descarga en un 30% en las calles Santa Teresa y Santa Catalina.

La actuación se ha completado con la modificación de la señalización vial vertical y horizontal existente para adecuar la misma a las nuevas direcciones de circulación permitidas, y será instalada señalización para indicar la restricción de acceso a las vías San Nicolás y San Benito-Riquelme.

Contador