Publicado 31/01/2014 12:11CET

CCOO y Adicae convocan una concentración contra el aumento de la luz, que en Murcia crece un 31% en últimos 4 años

Manuel Funes y Charo González
EUROPA PRESS

MURCIA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

CCOO Región de Murcia y la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) han convocado en Murcia una concentración este sábado, 1 de febrero, para protestar contra la "continua subida de la luz", que en la Región de Murcia cifran en un 31 por ciento en los últimos cuatro años, a pesar de que la renta media de los hogares bajó un 12,37 por ciento.

Además, se prevé una nueva subida del 2,3 por ciento en el recibo de la luz para los tres primeros meses de 2014, según lo ha hecho saber el socio de Adicae en Murcia, Manuel Funes, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto a la secretaria de Política Social de CCOO, Charo González.

La concentración, que tendrá lugar a las 11.00 horas en la plaza de la Glorieta de España, frente al Ayuntamiento de Murcia bajo el lema 'La luz a un precio justo', consistirá en la realización de una 'performance' o representación en la que escenificarán a un ciudadano sentado sobre una sillita eléctrica y encadenado a una factura de la luz, para poner de manifiesto el "hartazgo" por tantas subidas.

"Hemos decidido decir 'basta' ante un mercado eléctrico cuya voracidad ha convertido un servicio básico como la luz en un lujo, sin que el ahorro energético sirva como opción para pagar las facturas", ha criticado el miembro de Adicae.

Funes lamenta que el llamado déficit de tarifa, que acumula ya más de 30.000 millones de euros de deuda a favor de las grandes compañías eléctrica, se creó "sin que los consumidores tuviésemos ni voz ni voto", y se achaca a que "los ingresos del sistema eléctrico, es decir, lo que las empresas cobran a los consumidores, son inferiores a los costes regulados de producir y distribuir la energía".

Sin embargo, Funes asevera que estos costes regulados no son costes reales que tienen las empresas, sino que son "precios fruto de decisiones políticas". Por ello, critica que se ha creado una deuda "artificial" a favor de las empresas, y "pretenden que seamos los consumidores quienes lo paguemos".

"No lo vamos a tolerar", ha asegurado el representante de Adicae, quien ha mostrado también su rechazo frontal a que ese déficit de tarifa "se convierta en un producto financiero del que sacan altos intereses la banca y los grandes especuladores, a costa de los consumidores".

Asimismo, ha mostrado su oposición a que "gigantes financieros ejerzan, como hasta ahora, de mercaderes en la subasta eléctrica que fija el precio de la luz para más de 20 millones de hogares". Mientras tanto, lamenta que "las grandes compañías eléctricas, replicando las prácticas de la banca en los últimos años, se han aprovechado de su posición de oligopolio y han recogido enormes beneficios, siendo las empresas del sector con más margen de beneficios de toda Europa".

Ha reprochado que las empresas españolas han logrado tener el mayor margen de beneficio "haciendo que España se convierta en el tercer país con la luz más cara de la Unión Europea, solo por detrás de islas como Malta y Chipre, y haciendo que los consumidores paguemos la luz un 70 por ciento más cara desde el inicio de la crisis, mientras que la renta media de los hogares no ha dejado de caer".

En lugar de solucionar el problema "generado por las sucesivas administraciones", Funes lamenta que el Ministerio de Industria "ha aprobado una reforma eléctrica que no solo perpetúa el problema del déficit, sino que abre la puerta a constantes subidas de la luz, para que los consumidores paguemos más por un producto básico de primera necesidad".

Frente a esto, reprocha que "han cortado la alternativa del autoconsumo y de las energías renovables", a pesar de que estas dos vías que, bien gestionadas, "abaratarían la luz para los consumidores y contribuyen a un medio ambiente sostenible".

Ante esta situación, los consumidores "críticos responsables decimos 'basta' a este atraco eléctrico y exigimos una luz a precio justo para todos los consumidores", según Funes.

PROPUESTAS DE ADICAE Y CCOO

Por todo ello, Adicae solicita al Ministerio de Industria y a las grandes compañías eléctricas "una reforma en profundidad del mercado eléctrico que cuente con los consumidores y bajo los principios de la simplificación y claridad". Además, piden una "revisión de los mecanismos de fijación de precios y de todos los costes que se imputan a la tarifa eléctrica".

Igualmente, solicitan la garantía de un suministro a un precio razonable, así como la realización de una auditoría independiente del denominado déficit de tarifa con la participación de los consumidores, que clarifique esta duda "y fije qué parte es legítima". En cualquier caso, reclaman que esta deuda "la paguen quienes se han beneficiado de ella, las grandes eléctricas".

Adicae también exige "que se garantice la electricidad a todos los hogares a un precio justo, ya que es un servicio de primera necesidad". A este respecto, ha recordado que "hay más de un millón de familias que son vulnerables por el impago de familias".

La Asociación reclama asimismo "garantizar y apoyar la alternativa del autoconsumo y las energías renovables, fuentes que aseguren la sostenibilidad del sistema y beneficien directamente a los consumidores". Por último, piden "que se rebaje el IVA aplicado del 21 por ciento al 4 por ciento".

CCOO ha apoyado estas reivindicaciones y, de hecho, González ha recordado que el sindicato entregó hace unos días al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, un documento en el que planteaba una batería de propuestas para una reforma estructural del mercado y la tarifa eléctrica.

Además de las propuestas de Adicae, CCOO propone "el establecimiento legal de la consideración del suministro eléctrico como un servicio público esencial al que tienen derecho todos los ciudadanos"; así como "la modificación del tipo de mercado mayorista y establecer un mercado de la energía donde los precios se adecúen en mayor medida a los costes reales".

El sindicato también plantea la activación de un mercado a largo plazo "regulando las medidas necesarias para que el precio sea competitivo, y ayude a sacar del mercado diario una parte tanto de la producción base como de la demanda predecible".

Igualmente, propone un seguimiento de las políticas de ayudas a las tecnologías renovables, incorporando nuevas energías renovables "de forma armonizada con las necesidades de nueva capacidad en el Estado español".

De igual manera, plantea la creación de un organismo público para la realización de las auditorías periódicas del sistema y la intervención directa en las subastas de energía; al tiempo que proponen auditorías del déficit de tarifa acumulado para conocer el origen de la deuda acumulada.

Por último, reclama "medidas eficaces contra la pobreza energética", porque el 21,6 por ciento de los ciudadanos en España "viven por debajo del umbral de la pobreza", y este dato en la Región de Murcia alcanza el 24,8 por ciento. Se trata de personas que perciben por debajo de unos 7.000 euros al año, y dos personas con dos menores de 14 años a su cargo que reciben 14.000 euros anuales.

Frente a ello, para que las familias "vivan dignamente" y los niños y personas mayores "no pasen frío", CCOO pide "protección a los sectores más desfavorecidos, estableciendo un auténtico bono social que garantice el suministro básico de todos los hogares e impida los cortes de suministro, teniendo en cuenta los miembros de la unidad familiar, el nivel de renta y adecuando el término de potencia a la realidad actual".

A su juicio, este bono social "debería cubrir como mínimo a todas las unidades familiares cuyos ingresos se sitúen por debajo del umbral de la pobreza".