El comercio exterior de la Región de Murcia disminuyó un 2,4% en los cinco primeros meses del año

Exportaciones
EUROPA PRESS
Publicado 25/08/2018 20:01:23CET

El dinamismo de las compras al exterior fuera mayor que el de las ventas, lo que determina que el superávit comercial resulte menor que un año antes

MURCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El comercio exterior de la Región de Murcia disminuyó un 2,4 por ciento en los cinco primeros meses del año, con respecto al mismo período de 2017, frente al aumento nacional del 2,8%, debido principalmente a la importante bajada de las exportaciones de productos energéticos de los cuales Murcia es intermediario transformador más que productor.

De este modo, y excluyendo dicha partida, las exportaciones no energéticas habrían aumentado un 2,6 por ciento, 87 millones más, según se desprende del último Boletín de Coyuntura Económica de la Confederación Regional de Empresarios de la Región de Murcia (CROEM), recogido por Europa Press.

Tal circunstancia condiciona que el dinamismo de las compras al exterior fuera mayor que el de las ventas, lo que determina que el superávit comercial (170 millones hasta mayo) resulte menor que un año antes (129,3 millones menos).

Concretamente, las exportaciones de la Región de Murcia ascendieron a 4.395 millones de euros en los cinco primeros meses del año, mientras las importaciones a 4.229 millones. Por componentes, las partidas de ventas más dinámicas fueron: Otras mercancías (+78,3%; 3,8 millones más), Sector automóvil (+53,3%; 7 millones más), y Materias primas (+12%, 7 millones más) y Manufacturas de consumo (+7,8%; 10,7 millones más).

Por el lado contrario, mostraron decrecimientos: los ya citados Productos energéticos (-16,1%; 194,3 millones menos), bienes de equipo (-3,3%; -9,6 millones), y Bienes de consumo duraderos (-3% o - 1,1 millón).

Excluyendo Energía, el principal destino de los productos murcianos resultó ser Alemania (479,8 millones), al que siguen Reino Unido (418,4), Francia (397,1), Italia (231,6) Países Bajos (183), Estados Unidos (132,4), Portugal (+127,3) y Polonia (1117,5). A su vez, los más dinámicos resultaron ser Reino Unido (+30,5 millones), Francia (+29,5), Turquía (+21,3), Polonia (+18,7), Portugal (+18,1), e Italia (+16,5).

Finalmente, las importaciones también repuntan levemente (62 millones más, o un +1,5%), debido sobre todo a la, ya comentada, dinámica de la variante energética (+221,9 millones o +9,1%), el resto de grupos se muestran con un comportamiento moderado, menos Bienes de equipo (-109), y Alimentos (-73) que contrarrestan la subida.

ESTADOS UNIDOS, ¿ALIADO O ENEMIGO?

La CROEM subraya, por otra parte, que Estados Unidos y en especial su presidente Donald Trump, es ahora decisivo en la nueva política comercial exterior que se está llevando a cabo.

Según expone la Confederación, su relación comercial con España y, más concretamente, con la Región de Murcia no ha sido especialmente relevante a lo largo de los años. A nivel nacional se aprecia una tendencia exportadora creciente tras la crisis aunque sin grandes sobresaltos en la que solo un año en lo que va de siglo, se alcanzó un superávit comercial.

Para la Región, los datos son algo más alentadores, desde que en 2014 se dispararon las exportaciones hacia Estados Unidos, una tendencia que no ha dejado de ir al alza año tras año y que mantiene el saldo de la balanza comercial en números positivos.

Unas cifras relativamente buenos para la Región que podrían tener un impacto negativo si Donald Trump continúa gravando las importaciones procedentes de la Unión Europea, uno de los principales focos de esta guerra comercial, añade la Confederación, que recuerda que entre los principales productos que se verían más afectados se encuentran el aluminio y el acero, aunque quizá el movimiento más preocupante sea el impuesto a los automóviles europeos.

Con respecto a la inversión exterior, el territorio de Estados Unidos se ha caracterizado siempre por gozar de cierto atractivo para realizar negocios, pero de un cierto tiempo hasta ahora, dicha afirmación empieza a diferir, "pues la enorme atracción de capital que se ha venido dando, se está viendo contrarrestada por los ataques de carácter proteccionista, haciendo del país norteamericano un lugar con grandes barreras de entrada", tanto para las empresas españolas, como para las europeas en general, y obligando a los inversores a desviarse hacia otras alternativas.

En suma, la prolongación de este enfrentamiento o "guerra comercial" en principio no beneficiaría a nadie, ni siquiera a los propios Estados Unidos. Pese a ello, concluye la CROEM, si finalmente acabaran materializándose la batería de medidas proteccionistas propuestas hacia la Unión Europea, "el alcance en la Región de Murcia tendría una repercusión moderada".