Publicado 17/11/2022 13:04

La Comunidad concede varias subvenciones para instalar cajeros en zonas rurales con riesgo de despoblación


MURCIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes, Marcos Ortuño, ha informado este jueves de la aprobación, en la reunión semanal del Consejo de Gobierno, de la concesión de subvenciones a entidades financieras para la instalación y mantenimiento de cajeros automáticos en zonas rurales y pedanías con riesgo de despoblación en el ámbito territorial de la Región de Murcia.

La iniciativa, en colaboración con la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital, tiene como objetivo hacer frente a la exclusión financiera en el marco de la estrategia de lucha contra la despoblación y mejora de la calidad de vida en entornos rurales de la Región de Murcia.

El Gobierno regional destina 598.000 euros para financiar esta actuación, que permitirá la instalación y mantenimiento de 13 cajeros automáticos, cuatro de ellos gestionados por Cajamar y nueve por CaixaBank. Esta subvención se destinará a las obras de instalación de los cajeros, conexión a Internet y tareas de mantenimiento, entre otros gastos. Los ayuntamientos solo tienen que ceder el espacio para la ubicación de los terminales bancarios y proporcionar el suministro eléctrico.

Los nuevos terminales bancarios se ubicarán en Ojós (único municipio de la Región que no dispone de este servicio en su casco urbano), Ulea (donde se prevé la sustitución del cajero existente, totalmente obsoleto), tres pedanías de Caravaca de la Cruz (Navares, Singla y La Encarnación), tres localidades de Cehegín (Canara, Chaparral y Campillo de los Jiménez/ Algezares), dos poblaciones de Lorca (Coy y La Parroquia), dos de Moratalla (Cañada de la Cruz y el Sabinar), además de La Copa (Bullas).

Estos nuevos cajeros automáticos beneficiarán directamente a los más de 5.000 habitantes que residen en esas zonas poco pobladas y estarán instalados a principios del próximo año.

Esta medida pretende contrarrestar los procesos de despoblamiento que sufren determinadas áreas rurales del interior de la Región, que llevan aparejado un paralelo proceso de desaparición de servicios presenciales, circunstancia que, a su vez, impulsa la emigración y acelera el envejecimiento de las zonas más despobladas.

En este contexto, el generalizado cierre de sucursales financieras y de crédito ha colocado a zonas rurales en una situación de exclusión financiera, provocando que núcleos de población aislados no dispongan de cajeros automáticos, lo que obliga a sus habitantes --con frecuencia personas mayores--, a realizar desplazamientos para disponer de dinero en efectivo o abonar recibos.

Este acuerdo para la instalación de cajeros automáticos ayudará a paliar este problema, en el marco de la estrategia de lucha contra la despoblación y mejora de la calidad de vida en entornos rurales de la Región de Murcia.

Para Ortuño, se trata de una medida de lucha contra la despoblación y "una muestra más de esa vocación municipalista" del Gobierno de la Región de Murcia, con la que se pretende "mejorar la calidad de vecina de cientos de personas, sobre todo de personas mayores".


Contador

Más información