5 de junio de 2020
 
Publicado 17/02/2014 13:44:46 +01:00CET

Consumur considera "injustificada" la inversión 120.000 millones en PITVI que pretende llevar Fomento

MURCIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur) considera "injustificada" la inversión de, como mínimo, 120.000 millones de euros en el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) 2012-2024 que pretende llevar a cabo el Ministerio de Fomento.

La organización critica que se apueste por una enorme inversión pública en autovías y alta velocidad ferroviaria y no se contemple en el Plan las inversiones en modernización que necesita el ferrocarril convencional en la Región de Murcia.

En este sentido, la organización se pregunta cómo es posible que se siga apostando por la burbuja de las infraestructuras, "la misma que, junto a la burbuja inmobiliaria, ha generado la tremenda deuda que estamos pagando los ciudadanos, con recortes en servicios públicos".

El PITVI contempla una inversión de 144.826, 132.111 ó 119.720 millones de euros, según distintos escenarios ya sean optimista, conservador o desfavorable, coste que para Consumur es "del todo injustificado en la actual situación de crisis económica y cuando además, por parte del Ministerio de Fomento, se esgrimen razones presupuestarias para negar a la ciudadanía lo prometido en el año 2006 sobre la integración del ferrocarril mediante soterramiento en la ciudad de Murcia".

El ferrocarril convencional en la Región de Murcia y las inversiones en modernización que éste necesita se quedan de un lado y tan sólo la línea de cercanías Murcia-Alicante se ve mínimamente contemplada, olvidando las líneas Murcia-Cartagena y Murcia-Lorca-Águilas que sufren un injusto abandono, ha lamentado en comunicado.

Consumur considera "insostenible" que la alta velocidad ferroviaria y las autovías sean los dos grandes capítulos que acaparan la mayor parte de inversiones del PITVI, "pese a que nuestro país ostente el récord en kilómetros de estas infraestructuras en la Unión Europea".

De hecho, añade, casi un cuarenta por ciento de las inversiones previstas, (39%), se lo lleva la alta velocidad y un veintinueve por cierto se destina a carreteras, lo que a pesar del discurso oficial de austeridad, aumentará nuestra abultada deuda pública, ya que las grandes obras de estos últimos años se han financiado con créditos del Banco Europeo de Inversiones.

Para la organización, "la mayoría de las obras propuestas no están justificadas, ya que se propone desdoblar tramos de autovías que no superan un tráfico diario de 2.000 vehículos, cuando los manuales aconsejan desdoblar un tramo de vía cuando supere un volumen diario de al menos 15.000 vehículos". Por otro lado, en un momento en el que las autopistas están quebrando, como es el caso de la de Cartagena-Vera, "resulta cuanto menos curioso el que se estén planificando nuevas autovías, variantes, desdoblamientos y radiales".

En el caso de la alta velocidad ferroviaria, "cuando cada vez está más claro que se trata de un modelo insostenible, con un gran impacto ambiental y social, que no vertebra el territorio y que su coste no es accesible para la mayor parte de la ciudadanía", el PITVI sigue apostando por el todo AVE.

Hay que tener en cuenta que el Tribunal de Cuentas de Portugal decidió en 2012 no asignar fondos a la línea de alta velocidad frontera española-Lisboa, aludiendo que se trata de "un modelo que no defiende el interés público y de los contribuyentes portugueses", subraya Consumur, pero el PITVI contempla una inversión de 2.600 millones de euros para la línea hasta la frontera portuguesa.

Consumur no entiende una política de transporte "tan despilfarradora", política que deja a un lado el ferrocarril convencional en nuestra región, dejando las cercanías en una situación obsoleta". Así mismo, obvia la situación con la variante de Camarillas y no apuesta por la integración del ferrocarril en la ciudad de Murcia mediante el soterramiento.

La organización considera que, con cinco millones de parados, recortes en sanidad, educación y prestaciones sociales, "no es el momento de invertir en infraestructuras innecesarias, mientras la ciudad de Murcia continúa teniendo una escuela infantil hace más de cuatros años en unos barracones".