Continúa la moderación de la confianza de los empresarios murcianos

Publicado 29/08/2018 12:23:23CET

MURCIA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los empresarios de la Región de Murcia moderan la confianza que mantienen en la evolución de sus negocios, según muestra el Índice de Confianza Empresarial (ICE) que elabora la Cámara de Comercio de Murcia.

Este indicador, que valora los resultados obtenidos en el segundo trimestre del año y las expectativas para el tercero, se sitúa en el 7,2 por ciento, lo que supone un descenso de algo más de cuatro puntos respecto al previo, que fue del 11,4 por ciento.

Se trata del segundo descenso consecutivo de este indicador de la confianza de los empresarios, que se sitúa en su nivel más bajo desde finales de 2014.

En este menor optimismo por parte de los empresarios murcianos tienen una mayor incidencia las expectativas para el periodo julio-septiembre, que se recortan 5,9 puntos hasta situarse en el +5,7 por ciento; mientras la valoración de lo sucedido en el periodo abril-junio registra un saldo positivo del 8,7 por ciento, con un descenso de 2,9 puntos respecto al mes anterior -ver gráficos en Anexo--.

Desde la Cámara de Comercio de Murcia se subraya que "esta evolución de una confianza que mantiene el signo positivo se está produciendo en un contexto económico claramente favorable, con cinco años consecutivos de crecimiento del empleo y cuatro de aumento del PIB; y con unas previsiones de crecimiento para 2018 por encima de la media nacional".

"Sin embargo -se añade-- las incertidumbres existentes en el primer semestre del año pueden suponer un freno a la progresión de la iniciativa empresarial, lo que se manifiesta más claramente en una reducción de sus expectativas para el trimestre en curso".

Entre estas incertidumbres destacan las asociadas a la situación política nacional; las anunciadas subidas impositivas; el déficit hídrico; la necesidad de infraestructuras de transporte, con el retraso de las ya comprometidas como en el caso del AVE; el impacto del Brexit; así como el aumento de los costes empresariales que supone la subida de los precios del petróleo.

Durante el segundo trimestre, la cifra de negocio de los empresarios murcianos avanzó positivamente, siendo la variable más dinámica de las analizadas al manifestar el 15 por ciento neto de los encuestados que han mejorado sus ventas, un optimismo que se ve moderado de cara al tercer trimestre (+11,5) aunque sigue siendo la variable con mejores expectativas.

Por su parte, el 5,5 por ciento neto de los empresarios encuestados que realizan exportaciones señala haber aumentado sus ventas al exterior en el segundo trimestre del año, un porcentaje que se eleva un punto (+6,5) de cara al tercer trimestre, pero muy alejado del +25,5 por ciento que se registró en el ICE previo.

En el mercado laboral se aprecia la moderación de las expectativas, ya que su avance en el tercer trimestre es prácticamente nulo (+0,3 por ciento neto), frente al 9,3 por ciento neto que dicen haber aumentado sus plantillas en el segundo.

Más dinámica se muestra la inversión donde el saldo de aumento avanza desde el +1,7 por ciento neto observado en el segundo trimestre, al +5,2 por ciento neto del trimestre en curso.

Por su parte, y a pesar de que la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia registra un aumento paulatino y moderado, con una tasa interanual del 2,2 por ciento en julio (considerando que en el primer mes de este año estábamos en el 0 por ciento), los empresarios manifiestan haber reducido sus precios en el 3,9 por ciento neto de los casos, un porcentaje que se mantiene muy similar para el tercer trimestre (-4 por ciento).

La debilidad de la demanda se incrementa de forma notable como factor limitador de la actividad empresarial, siendo señalado por el 51,8 por ciento de los encuestrados, frente al 44,2 por ciento que lo hacía en el ICE anterior, un factor en el que se reflejan las incertidumbres derivadas de los desequilibrios estructurales que mantiene la Región en materia de déficit hídrico e infraestructuras .

El aumento de la competencia sigue ocupando el segundo lugar en importancia aunque disminuye su ponderación al ser señalado por el 37,1 por ciento de los empresarios, frente al 40 por ciento del ICE anterior.

Las dificultades de financiación o tesorería también se relajan, siendo indicado por el 16,7 por ciento de los encuestados (+20,7 por ciento anterior).

El apartado relativo a otras causas incrementa su ponderación, del 9,7 al 13,7 por ciento actual apareciendo factores relativos a la escasez de recursos hídricos, la necesidad de infraestructuras especialmente de transporte, la simplificación administrativa, así como la incertidumbre derivada de la política nacional y las medidas anunciadas en materia fiscal.