Publicado 24/10/2020 12:29CET

Los contribuyentes se ahorraron casi 10 millones por las deducciones autonómicas

MURCIA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los contribuyentes de la Región de Murcia se ahorraron 9,8 millones de euros en la campaña de la Renta 2019 gracias a las diez deducciones aplicadas por la Comunidad en la cuota autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Se trata de un incremento de 3,3 millones de euros con respecto a los 6,5 millones de euros de ahorro en la campaña de la renta de 2018, lo que supone un aumento del 50,7 por ciento.

En total, se tramitaron 57.742 desgravaciones autonómicas, teniendo en cuenta que algunas declaraciones se presentan de manera individual y otras de manera conjunta, y que, asimismo, algunos declarantes pueden aplicarse varias deducciones en una misma declaración, ya que no son excluyentes entre sí.

Así, gracias a estos 'descuentos' fijados por la Consejería de Presidencia y Hacienda, determinados gastos realizados por los ciudadanos en 2019 les dieron derecho a deducciones al presentar la declaración en 2020.

La deducción más habitual fue por gastos en material escolar y libros de texto, que supuso un ahorro total de 6,2 millones de euros (casi 2 millones más que en la campaña de 2018), con una media de 148 euros en las 41.929 deducciones. En la Región de Murcia cada familia se puede deducir 120 euros por hijo en segundo ciclo de educación Infantil, Primaria o Secundaria, siempre que no se superen determinados límites de renta.

A continuación se encuentra la deducción por gastos de guardería, que permitió a los murcianos desgravarse 1,9 millones de euros en 10.075 deducciones, con una media de 191 euros por cada una de ellas. Con anterioridad a 2019, los murcianos podían deducirse el 15 por ciento de los gastos por escolarización para hijos menores de tres años, pero la Consejería de Presidencia y Hacienda ha elevado la proporción desgravable hasta el 20 por ciento de las cantidades satisfechas por gastos educativos.

La tercera deducción con mayor volumen de ahorro para los murcianos fue la aplicada por inversión en vivienda habitual para jóvenes de hasta 35 años, con 5.125 desgravaciones por valor de 698.000 euros (136 euros de media). En este caso, la deducción máxima era de 300 euros.

El consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, destacó que estas deducciones "permiten aligerar la factura de la declaración del IRPF, y son sinónimo de más dinero en el bolsillo de los murcianos. El hecho de que no recibamos una financiación suficiente y justa no lo deben pagar ni las familias, ni los autónomos, ni las empresas murcianas".

Otras deducciones autonómicas fueron las aplicadas por adopción o nacimiento (hasta 300 euros); por donativos a la protección del patrimonio cultural de la Región de Murcia o la promoción de actividades culturales y deportivas (deducción del 30 por ciento de las cantidades donadas, que pasará a ser del 50 por ciento desde la campaña de 2020); por inversiones en dispositivos domésticos de ahorro de agua (20 por ciento de los gastos de inversión) o por donativos para investigación biosanitaria (el 30 por ciento de las cantidades donadas, si bien la proporción aumentará hasta el 50 por ciento en la próxima campaña).