Desarticulan una banda dedicada al tráfico de cocaína que ocultaba en un habitáculo en la matrícula trasera de coches

Actualizado 09/07/2015 0:13:06 CET
Droga oculta tras una matrícula de coche
POLICÍA NACIONAL

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a los cinco miembros de un grupo criminal dedicado a la venta y distribución de cocaína, que transportaban oculta en un habitáculo practicado en la matrícula trasera de los coches, que controlaban con un mando a distancia.

Según informa este sábado el Ministerio del Interior, los arrestados operaban en la Región de Murcia y son cinco hombres, de entre los 31 y los 44 años. De estos, cuatro poseen la nacionalidad colombiana y uno la española.

El pasado mes de abril, los agentes tuvieron conocimiento de la actividad de un grupo investigado previamente por tráfico de drogas. A raíz de esto, los investigadores identificaron a cada uno de los integrantes de la banda, determinaron qué papel desempeñaban, así como los procedimientos que seguían.

De este modo, averiguaron que, tras llevar a cabo las transacciones de la cocaína en lugares discretos y previamente seleccionados, la repartían en las viviendas de seguridad que tenían en la localidad de San Javier (Murcia) y en las pedanías murcianas de La Alberca y Espinardo.

El día 25 de junio se llevó a cabo una operación policial en la que se practicaron cuatro registros domiciliarios en las citadas localidades. En este operativo se detuvo a los cinco miembros del grupo y se incautaron cinco kilogramos de cocaína de gran pureza.

Además, en una de las viviendas, ubicada en San Javier, tenían un laboratorio completo para trasformar y adulterar la droga. Para ello, disponían de siete kilogramos de sustancia de corte, líquidos necesarios para la adulteración de la cocaína, cinco balanzas de precisión, mascarillas, moldes, batidoras, secadoras, envasadoras al vacío y anagramas para poner marca al estupefaciente elaborado. Además se intervinieron tres vehículos y 31.000 euros en efectivo.

Por otra parte, en uno de los coches se hallaron dos paquetes de droga de 1 kilo y 400 gramos cada uno. Los dos paquetes se encontraron en un habitáculo practicado en la zona de la matrícula posterior, donde se procedía al transporte del estupefaciente desde el lugar de elaboración al de seguridad. A dicho lugar se accedía mediante un sistema mecánico y electrónico que, a través de un mando a distancia, levantaba la matrícula trasera y permitía acceder al compartimento.

Para leer más