Ecologistas en Acción demanda medidas preventivas de lucha contra la contaminación en Cartagena

Ecologistas denuncia que "las quemas antiheladas vuelven a provocar contaminación en la Vega Alta"
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN - Archivo
Publicado 06/05/2019 14:09:43CET

MURCIA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha denunciado ante la Dirección General de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Cartagena el aumento de los niveles de partículas PM10 que superan el valor límite de 50 microgramos el día 2 de mayo en la estación del Valle de Escombreras, lo que ha supuesto la activación del protocolo anticontaminación en el municipio de Cartagena.

La contaminación producida por las partículas PM10 (partículas de hasta 10 micras) tiene su origen mayoritariamente por las emisiones del tráfico rodado, especialmente el tráfico rodado pesado, también en las emisiones de la industria petroquímica, las actividades metalúrgicas y de producción de fosfatos, según explica la asociación.

En algunos momentos también es importante la contribución debida a emisiones por quemas agrícolas en determinadas localidades, añade la organización en comunicado de prensa. A las fuentes antrópicas se suman las fuentes de origen natural como las intrusiones de polvo sahariano que afectan de una manera episódica a la región murciana.

Ecologistas en Acción denuncia también que las micropartículas PM2.5 no se miden en toda la red de vigilancia atmosférica, y solamente se miden en la estación de Mompeán. Consideran necesario que todas las estaciones de la red en Cartagena midan los niveles de micropartículas PM2,5, que es la fracción más peligrosa, ya que por su menor tamaño llegan hasta los alveolos pulmonares y puede pasar al flujo sanguíneo, provocando problemas cardiovasculares, como demuestran diferentes estudios científicos.

A esta contaminación por partículas PM10, Ecologistas indica que hay que añadir dos episodios de superaciones consecutivas del valor límite horario de dióxido de azufre (SO2) de 350 microgramos por metro cúbico valor, que no había sucedido en varios años.

Para terminar, la organización critica que "sigamos teniendo una red regional de vigilancia de la calidad del aire obsoleta y con múltiples carencias", algo que vienen denunciando desde hace varios años.

Muchos analizadores han superado ampliamente su vida útil, afirman, "por falta de inversión suficiente del Gobierno regional". "La obsolescencia de la red regional provoca el deterioro en estas infraestructuras, aumentando los problemas y costes de mantenimiento, aumentando los fallos técnicos y la consecuente ausencia de datos, aumentando las incidencias, falsas superaciones, averías y caídas del sistema informático", denuncia.

Ecologistas en Acción recuerda que la contaminación del aire no es solamente un problema medioambiental, "es un problema de salud pública", y que multitud de estudios recientes alertan de sus efectos sobre la población, que van desde la pérdida de calidad de vida, a la aparición y/o agravamiento de enfermedades pulmonares y cardiovasculares, así como el aumento de la mortalidad y disminución de la esperanza de vida.

Contador