Publicado 22/01/2021 10:58CET

La FAPA 'Juan González' apuesta por mantener los colegios abiertos pero con medidas contra la COVID-19

Pide a la administración recursos para garantizar la continuidad de las aulas

MURCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociación de Padres de Alumnos de la Región de Murcia 'Juan Gonzalez' ha expresado su deseo de mantener los centros educativos abiertos, a pesar de la situación sanitaria actual, ya que cerrarlos sería "apostar por el abismo del fracaso escolar y abundar en la desigualdad".

Para ello, este colectivo ha pedido a la Administración Regional que dote a las escuelas de "todos los medios y recursos materiales y humanos para conseguirlo cómo es su obligación", según han remitido fuentes de la asociación en un comunicado.

La FAPA 'Juan González' ha pedido a las administraciones que "deben ser sensibles a las condiciones adecuadas con la inversión necesaria" por lo que ha exigido planes complementarios a los ya establecidos de ventilación en la aulas "como la climatización, los filtros HEPA, los medidores de CO2 y la protección tanto de alumnos como de docentes.

Desde este colectivo, han hecho una llamamiento para mantener los centros educativos abiertos "para garantizar el derecho a la educación". En este sentido, la asociación de padres de alumnos considera que "cerrar los centros educativos sería apostar por el abismo del fracaso escolar y abundar en la desigualdad".

La FAPA 'Juan González' ha acusado de 'doble juego' la decisión, el curso pasado, durante la desescalada, de cerrar las escuelas mientras se iniciaba actividad en los espacios de ocio y consumo denominados no esenciales. Esta situación, señalan, "nos ha llevado durante las fiestas navideñas a la alarmante situación sanitaria actual". Por lo que abogan "en aras de la responsabilidad y de la conciliación, y por el carácter esencial y fundamental de la educación, a resistir ante esta situación con los centros educativos abiertos".

El colectivo ha puntualizado que "las aulas están siendo espacios seguros gracias a los esfuerzos de los docentes y las familias, que con su responsabilidad y estricto cumplimiento de las recomendaciones mantienen los espacios educativos seguros".

Finalmente, han insistido en que "la educación es un servicio público esencial que debe resistir esta situación crítica sanitaria y lo está consiguiendo a pesar de la falta de medios y pide a las familias que "extremen la responsabilidad en las medidas de seguridad sanitaria para asistir a los centros y fuera de ellos".

Para leer más