Fundación Jesús Abandonado y Ayuntamiento de Murcia refuerzan coordinación y recursos ante la alerta por frío polar

Fundación Jesús Abandonado, Ayuntamiento, Semas y Policía Local
FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO
Publicado 09/01/2019 12:45:53CET

MURCIA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Responsables de la Fundación Jesús Abandonado y el Ayuntamiento de Murcia, el Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (Semas) y Policía Local reforzarán la coordinación existente y los recursos a disposición de las personas sin hogar, ante la alerta por frío polar que se espera azote la Región de Murcia estos días.

Así, Daniel López, director de Jesús Abandonado, junto con la concejal de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, y la edil de Tráfico, Seguridad y Protección Ciudadana, Lola Sánchez, ha señalado que "nuestro equipo de calle trabaja coordinado con los equipos del Semas y Policía durante todo el año, algo que facilita mucho la labor de atención a las personas que están en la calle en momentos como este que Murcia sufre un frío intenso".

"Es gracias a este trabajo continuo durante todo el año que realizamos entre todos por lo que ahora se pueden atenuar los efectos de una emergencia con una mayor facilidad", señala.

De esta manera, ahora se reforzará esa coordinación y esos recursos de los que se dispone, por si esas personas que están en calle "quieren refugiarse en estos momentos de más frío y de bajas temperaturas, para que tengan acceso a un sitio seguro donde poder pasar la noche".

El pasado año, la Fundación Jesús Abandonado ayudó a 63 personas en una situación de calle, repartiendo en total 1.200 mantas, además de facilitar prendas de abrigo, café, o guantes y gorros para combatir el frío.

Daniel López explica que "no acceden a ningún recurso de acogida por diferentes motivos, principalmente por padecer problemas de salud mental, de adicciones o ambos al mismo tiempo, lo que hace más difícil poder establecer un vínculo con ellos y salgan de esa situación".

Las personas que viven en la calle ya conocen y mantienen algún tipo de vínculo con los equipos municipales y de la Fundación Jesús Abandonado, y la clave está en que estas personas se vinculen a los recursos municipales o a los nuestros, como por ejemplo el Centro de Día, abierto de manera ininterrumpida de 9.00 a 19.00 horas, de lunes a domingo, para que de manera gradual dejen esa dinámica.

El perfil mayoritario de las personas que se encuentran en situación de calle es hombre, de nacionalidad española, entre 35 y 55 años, aunque eso no quiere decir que la mujer no esté en la calle también.

Actualmente, la Fundación Jesús Abandonado cuenta con 248 plazas de alojamiento, repartidas en un Centro de Acogida, el programa 'Housing First' (la vivienda, lo primero), viviendas con apoyo y una pensión social.

Además, se han mantenido contactos con otras pensiones para saber de cuántas camas se pueden disponer y dónde, al margen de las plazas existentes de manera regular.

Contador