27 de febrero de 2020
 
Actualizado 17/05/2013 16:31:32 CET

Gobierno murciano estudia alternativas para el aeropuerto, como otorgar la concesión a AENA u otras empresas

Vista Principal Del Aeropuerto De Corvera En Una Foto De Archivo
EUROPA PRESS

El Gobierno regional plantea como requisito que cualquiera de las soluciones que se adopten "no tenga ningún coste para la Comunidad"

MURCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno murciano, José Ballesta, ha confirmado que la Comunidad está trabajando "con diversos escenarios y previsiones" para el futuro del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, entre los que no descarta que se rescinda el contrato con la actual concesionaria, Aeromur, y vuelva a sacarse a licitación para ser gestionado por AENA u otros operadores privados, entre otras posibilidades.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero del ramo ha afirmado que la posibilidad de volver a sacar a licitación el aeropuerto "es una sola de las opciones que se contemplan", pero ha asegurado que "hay más opciones que se pueden contemplar". No obstante, no ha querido precisar cuáles son las otras alternativas "por prudencia", hasta que "no se logre concretar la situación final en la que queda la actual concesión".

En el caso de que el Gobierno regional decidiera volver a sacar a concurso el aeropuerto, Ballesta ha explicado que el pliego especificaría las condiciones que, en su momento, debería asumir la nueva empresa concesionaria.

En este sentido, Ballesta ha explicado que el interés de las empresas privadas dependerá de las condiciones en las que se haga esa concesión, pero ha reconocido que las prospecciones que se hacen con otras compañías ponen de manifiesto que "existen empresas interesadas en la explotación del aeropuerto".

Al ser preguntado por la posibilidad de que el aeropuerto no quede bajo gestión privada, Ballesta ha recordado que la Comunidad siempre ha contemplado este aeropuerto como un proyecto de colaboración público-privada. Esto quiere decir que "el aeropuerto es de propiedad pública pero la gestión es privada, por lo que no cuesta ni un euro a los ciudadanos de la Región".

Ballesta ha afirmado que el Gobierno murciano quiere seguir manteniendo este principio, y que el aeropuerto "no cueste ni un euro a los murcianos, tal y como ha sucedido hasta ahora".

En este sentido, el Gobierno regional plantea como requisito que cualquiera de las soluciones que se adopten "no tenga ningún coste para la Administración autonómica", y ha señalado que el plazo que maneja la Comunidad es "el mínimo posible" porque la urgencia "es muy elevada".

El plazo para llevar a cabo el proyecto es un elemento a tener en cuenta y, de hecho, el Ejecutivo murciano seleccionará las alternativas en las que la "operatividad" y la puesta en marcha del aeropuerto "se haga lo antes posible".

Asimismo, ha declarado que el Gobierno regional no contempla una adjudicación directa pero, además, ha señalado que "no existe la posibilidad de adjudicar el aeropuerto de manera directa a nadie porque es una infraestructura pública y no existe la fórmula jurídica para ello".

El portavoz ha planteado la posibilidad de que AENA se haga cargo de la gestión del aeropuerto, por lo que sería una empresa pública. No obstante, ha señalado que "sea de esta manera o sea de otra, la Comunidad Autónoma no correría con los gastos de la operación de ese aeródromo en ningún caso".

En caso de que fuera AENA la entidad que se hiciera cargo del aeropuerto, Ballesta ha afirmado que la infraestructura se traspasaría "en las mismas condiciones que tiene ahora mismo".

DIFICULTADES PARA LA APERTURA

En este sentido, Ballesta ha anunciado que la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio se puso en contacto por escrito hace prácticamente un mes con la concesionaria Aeromur para advertirle de la necesidad de cumplir con determinadas cláusulas recogidas en el contrato y que no ha cumplido, aunque éste no ha precisado hace cuánto tiempo se debían de haber ejecutado.

El portavoz se ha mostrado cauteloso y ha precisado que este proceso se debe llevar a cabo con un "cuidado legal exquisito, con un seguimiento jurídico de todos los pasos que se dan, porque es evidente que muchos de estos temas se resolverán después en los tribunales".

Ha afirmado que los contactos "son permanentes" con el Ministerio de Fomento y, concretamente, con AENA. Aunque ha admitido que existen dificultades en todas las conversaciones que se mantienen, ha garantizado que hay una "voluntad política" de los máximos responsables para que este asunto "se solucione cuanto antes".

En este sentido, ha puntualizado que las dificultades surgen, más bien, en la parte "técnica y operativa", no sólo "en la económica". Fundamentalmente, ha explicado que estos condicionantes están en el aeropuerto de San Javier, que es donde está ahora mismo "la cuestión operativa más complicada".

"Son muchos elementos", ha afirmado Ballesta, quien ha citado entre ellos "el traslado de personal o de compañías que tienen compromisos adquiridos con un determinado aeropuerto, así como unas instalaciones, entre otras cosas". El portavoz no ha detallado más variables, pero ha explicado que la operación es "un poco más complicada" que abrir un aeropuerto nuevo.

En cualquier caso, ha remarcado que el Gobierno murciano no pretende el cierre del aeropuerto de San Javier, sino que este aeródromo "va a seguir funcionando como un gran aeropuerto militar, donde esté la Academia General del Aire (AGA) y que, incluso, pueda ser operativa para otras unidades del ejército español o ejércitos aliados".

Paralelamente, el Ejecutivo murciano quiere un "gran aeropuerto civil, que sería el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia. No pretendemos cerrar ningún aeropuerto", ha insistido.

Así, Ballesta ha insistido en que el contrato que la concesionaria firmó en su momento "no incluye en ningún caso la condición de cierre de San Javier para la puesta en marcha del Aeropuerto Internacional de la Región, por lo que nadie puede invocarla". EL GOBIERNO, TRANQUILO ANTE LOS RECURSOS

Ha afirmado que el Gobierno murciano contempla "con tranquilidad" los dos recursos contencioso-administrativos presentados por la sociedad concesionaria del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, Aeromur, ante el TSJ. Y es que se trata de algo que "suele suceder habitualmente en ciertas concesiones administrativas y no es nada excepcional", ha remarcado.

Además, ha recordado que las resoluciones judiciales de los casos similares que han tenido lugar anteriormente "siempre han ido a favor de la Comunidad Autónoma", incluso, en los "múltiples" procedimientos abiertos por esta misma empresa constructora que lidera el consorcio Aeromur.

Por tanto, Ballesta ha explicado que el Gobierno regional se mantiene en la misma posición y, "lógicamente" defiende los intereses "generales y colectivos" frente a una empresa constructora que "defiende sus intereses mercantiles, privados y económicos".

En relación a la posibilidad de que algunas de las empresas del consorcio se estén planteando abandonar el proyecto, Ballesta ha indicado que se trata de una cuestión "mercantil interna de un grupo de accionistas de una sociedad privada, que también tienen su regulación interna mediante sus acuerdos y escrituras públicas". Por tanto, cree que es algo que la empresa concesionaria tiene que solucionar "internamente".

El portavoz ha detallado que hubo un concurso público al que se presentaron un conjunto de empresas y fue ganado legítimamente por el consorcio de empresas que formaban Aeromur. Esta concesionaria "firmó un contrato con la Administración regional, que incluye una serie de cláusulas y están obligados a cumplirlas".

Ha remarcado en este sentido que "el único objetivo" que tiene el Gobierno regional en esta materia es "abrir el aeropuerto", pero ha descartado que este interés se deba a un "prurito" o a un "compromiso político", sino porque el Ejecutivo regional está "absolutamente convencido de que es una infraestructura esencial y básica para el futuro de la Región".