Publicado 03/07/2020 11:55:19 +02:00CET

El Gobierno regional somete a consulta pública un Código de Conducta para los procesos de Contratación

MURCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Transparencia, Participación y Administración Pública ha elaborado un borrador de Código de Conducta en la Contratación Pública que se somete a consulta pública por parte de la ciudadanía en el portal 'participa.carm.es', informaron fuentes de la Comunidad en una nota de prensa.

El documento tiene por objetivo reforzar las conductas éticas y mejorar las buenas prácticas en materia de contratación para prevenir la corrupción, reforzar la gestión eficiente del gasto público y aumentar sus niveles de transparencia.

La consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, ha explicado que "en su firme apuesta por desarrollar una auténtica política de integridad pública y promover el Buen Gobierno, hemos elaborado este código, que contiene principios éticos y de conducta a seguir por los altos cargos y servidores públicos que participen en las diferentes fases del procedimiento contractual, pero también por los licitadores y contratistas que pretendan contratar con la Administración regional".

El Código de Conducta en la Contratación Pública hace hincapié en medidas para garantizar la imparcialidad en la toma de decisiones e incorpora, entre otras conductas, como principales novedades, la obligación de firmar una declaración de ausencia de conflicto de interés por parte de los altos cargos y de los empleados públicos que intervengan en los procesos de adjudicación de contratos públicos, y la regla del uso general del procedimiento abierto para que cualquiera pueda presentarse a las licitaciones públicas.

También incluye la obligación de dar preponderancia en los criterios de adjudicación del contrato a aquellos que se puedan valorar mediante fórmulas automáticas para evitar la utilización de criterios subjetivos que impliquen un juicio de valor", informó Ballesteros.

Asimismo, establece reglas para promover la responsabilidad social, la sostenibilidad ambiental y la innovación; y se obliga a los licitadores y contratistas a someterse, igualmente, a las normas éticas previstas en este código, evitando corruptelas y prácticas dirigidas al falseamiento de la competencia y absteniéndose de intentar influir en las decisiones de las mesas o los órganos de contratación.

Para conocer la opinión de los ciudadanos y que puedan realizar aportaciones, se ha abierto una consulta pública a través de la web de participación ciudadana participa.carm.es. Los diferentes departamentos de la Administración regional participan también en su diseño y promoción de una auténtica política de integridad que ha de ser un compromiso de todos.

Una vez ultimado el proceso de elaboración, el código será sometido al Consejo de Gobierno e incorporado al Sistema de Integridad Institucional de la Comunidad.

SISTEMA DE INTEGRIDAD INSTITUCIONAL

El Código se inserta en el marco del Sistema de Integridad Institucional, que fue aprobado mediante Acuerdo de Consejo de Gobierno de 27 de febrero de 2019 y se añade al Código de Conducta de los Altos Cargos que ya se aplica en la Región de Murcia.

El sistema se completará con la aprobación de un Código de Conducta de los Empleados Públicos; la creación de un Buzón Ético, a través del cual se podrán comunicar posibles actuaciones irregulares con garantía de anonimato y confidencialidad; la constitución de una Comisión de Ética Institucional, que garantizará el cumplimiento de las normas éticas, y la creación de un Registro de Grupos de Interés.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Bosé sigue su cruzada contra la vacuna del coronavirus: "NOS QUIEREN MATAR!!"

  2. 2

    Defensa prepara una mejora de los sueldos de militares, pero lejos de las aspiraciones de las asociaciones

  3. 3

    Rocío Flores, feliz en su lugar más especial con su hermano David Flores y su novio, Manuel Bedmar

  4. 4

    Antonio Banderas, positivo en Covid-19, pospone la celebración de su 60 cumpleaños

  5. 5

    Garzón discrepa de Sánchez: el problema de Juan Carlos I es la institución, más que la persona