Grupo Hospitalario Quirón pone en marcha la campaña 'Cuidamos tu verano'

Actualizado 08/07/2015 11:28:17 CET

MURCIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Hospitalario Quirón ha puesto en marcha la campaña 'Cuidamos tu verano' para divulgar entre los ciudadanos cómo actuar ante situaciones de urgencia.

Esta iniciativa, que incluye vídeos animados con situaciones habituales asociadas al verano que provocan una visita a los servicios de urgencias, consejos prácticos e información útil, utiliza las redes sociales y Tumblr, plataforma digital de microblogging que grandes compañías multinacionales están empleando actualmente para sus campañas.

Y es que, informa, el verano, que coincide con el periodo vacacional más amplio del año, "es también la época en la que, como consecuencia del incremento de los desplazamientos y los viajes, las actividades al aire libre y la exposición al sol, se multiplican los riesgos de la población de sufrir algún suceso inoportuno".

Ante el aumento de los riesgos, lo más conveniente es saber qué hacer en cada momento. El doctor Fulgencio Molina, jefe de urgencias de Hospital Quirón Murcia, advierte que "es importante aumentar la precaución en las actividades que practicamos al aire libre durante los meses veraniegos y evitar los problemas".

"La exposición solar, las picaduras de insectos, las otitis o los problemas gastrointestinales son algunos de los más frecuentes", ha manifestado el doctor.

Para ello, los especialistas de Grupo Hospitalario Quirón recuerdan cuáles son los imprevistos más habituales en estas fechas, cómo prevenirlos y qué hacer en caso de que se produzcan.

Ante las picaduras de insectos, en nuestro medio lo más frecuente son las picaduras de mosquitos, avispas o abejas. La sintomatología típica es meramente cutánea (picor, ardor intenso, rojez e hinchazón) y puede combatirse con cremas antiinflamatorias o con antihistamínicos.

En personas alérgicas pueden aparecer reacciones exageradas, como ampollas, sensación de asfixia, dificultad respiratoria, hipotensión o shock. En estos casos más graves, es importante ir siempre identificados mediante pulseras.

Para evitar las picaduras, es importante aplicar los repelentes adecuados sobre la ropa, la piel o la ropa de cama y colocar mosquiteras en las habitaciones.

Ante la exposición solar, comenta que las actividades al aire libre suponen muchas veces un largo periodo de insolación que comprende las horas centrales del día. Aconseja evitar la exposición directa a los niños menores de dos años y llevarlos siempre protegidos con la vestimenta.

Los niños mayores y adultos, además de la ropa, deben usar gafas, sombreros y filtros protectores. Mientras que las cremas fotoprotectoras hay que ponerlas media hora antes de la exposición y repetir las aplicaciones con frecuencia (cada 90 minutos). Si sudamos mucho o nos mojamos, hay que volver a usarlas para mantener su eficacia.

Las horas centrales del día (de 12.00 a 16.00 horas) no deben emplearse en actividades en áreas sin sombra, ya que el índice de radiación UV es el más alto y el riesgo de quemaduras es elevado incluso con fotoprotección.

Recuerda, al hilo, que el riego de cáncer cutáneo en la vida adulta está directamente relacionado con el número de quemaduras solares en la infancia. Aunque beber agua es importante independientemente del calendario, en verano se recomienda más que nunca una ingesta continua y en pequeñas cantidades, sin esperar a tener sed. Asimismo, resulta conveniente elegir alimentos ricos en agua, como la fruta y la verdura, y los ambientes frescos y ventilados.

MÁS CONSEJOS

Ante las heridas y laceraciones cutáneas, las actividades al aire libre, las excursiones al monte o a la playa se pueden complicar a causa de heridas o traumatismos cutáneos. Lo primero que se debe de hacer si se produce una laceración en la piel es valorar la gravedad de la lesión.

Si es superficial, no existen cuerpos extraños dentro de la misma, ni rotura de vasos que impliquen un sangrado importante, y se resuelve con una compresión con gasas estériles de algodón durante unos minutos y la aplicación de un antiséptico adecuado (povidona yodada, clorhexidina), siendo recomendable tapar la herida para evitar la exposición solar y la sobreinfección.

En el caso de heridas profundas, laceraciones vasculares o traumatismos con superficies sucias y/u oxidadas, es recomendable acudir a un centro sanitario para realizar una correcta profilaxis antitetánica o antibiótica y sutura en caso de que se precise.

La otalgia por baño (inmersión en piscinas y mar) suele ser la causa que mayor motivo de consulta ocasiona. La acción de la humedad produce una alteración en el epitelio del conducto auditivo externo, lo que provoca, a su vez, que los gérmenes que habitualmente están en el conducto penetren, ocasionando la infección.

Para prevenirla, es importante no nadar en agua contaminada, no introducir objetos en el conducto auditivo, utilizar unos tapones adecuados y mantener los oídos secos y limpios.

Igualmente, las gastroenteritis agudas suelen ir acompañadas de vómitos, un aumento del número de deposiciones, diarreas, fiebre elevada e intolerancia oral. La mayor parte de estos problemas en verano tienen como origen la intoxicación alimenticia. El principal peligro es una deshidratación severa, sobre todo en niños y personas mayores.

Los consejos para prevenir un cuadro de complicaciones gastrointestinales son básicos: higiene de las manos antes de preparar los alimentos y consumir, preferentemente, comida recién elaborada o bien refrigerada, ya que el calor altera su estado.

Para sortear los comunes cortes de digestión, se recomienda cuidar los cambios bruscos de temperatura corporal, es decir, no bañarse o ducharse con agua fría, sobre todo después de comidas copiosas, no tirarse al agua golpeando el vientre y entrar en la playa o la piscina de una forma lenta y progresiva.

Junto a la otitis, la cistitis es otra de las infecciones más comunes del verano. Para combatirla es aconsejable aumentar la ingesta de líquido, no permanecer demasiado tiempo con el bañador mojado puesto, tener una correcta higiene genital.

En cuanto a pie de atleta, aconseja después del baño secar bien los pies y mantenerlos hidratados. Es una enfermedad de la piel causada por un hongo, que normalmente se da entre los dedos, suele ser provocada por ciertos gérmenes que se contagian por pisar suelos húmedos o por llevar calzado sintético.

También son normales en este tiempo las conjuntivitis irritativas, las infecciones por espinas de erizo, las reacciones cutáneas tras contacto con una medusa o las faringitis por aire acondicionado.