Publicado 29/03/2021 11:14CET

López Miras afirma que se está "ultimando" el acuerdo con los expulsados de Vox y no descarta su entrada en el Ejecutivo

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras
El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras - EUROPA PRESS

Abre la puerta a que estos expulsados de Vox entren en el PP y "a todos aquellos que crean en este proyecto moderado y liberal"

MURCIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ha insistido en que se está ultimando la forma en que se materializa el acuerdo con los tres diputados expulsados de Vox que facilitaron con su voto que no prosperara la moción de censura presentada por Cs y PSOE, al tiempo que están estudiando si es necesario que entren en el Ejecutivo autonómico o no y de qué forma.

"Será lo antes posible cuando concretemos la forma de garantizar que se cumple ese acuerdo", según ha declarado López Miras en una entrevista concedida a 'La Hora de la 1', en TVE.

En cuanto a si los diputados expulsados de Vox entrarán al PP, López Miras ha indicado que es una decisión que ellos "deben de tomar" pero ha aclarado que el PP "abre las puertas a todos aquellos que crean en este proyecto moderado, liberal y de centro-derecha".

"Nosotros estaremos encantados de que puedan incorporarse a este proyecto que, sin duda, es el que tiene que dar respuesta a los problemas de la Región y a los gobiernos de izquierdas liderados pro el 'sanchismo'", ha concluido.

MOCIÓN DE CENSURA EN EL AYUNTAMIENTO

Ha lamentado que la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia proporcionó la semana pasada un "espectáculo rocambolesco" porque, durante los tres días antes de su debate y votación, "se llevaron a los cuatro concejales de Cs a un hotel de Madrid escondidos; prácticamente los secuestraron; no les dijeron a sus familiares dónde estaban".

"Cuando alguien está totalmente convencido de lo que va a hacer y cree en ello, no necesita esconderse sino que puede pasear por la calle y dar todas las explicaciones que crea oportunas a quien se las requiera", según López Miras.

En su opinión, Murcia ha sido objeto de un "experimento político" y de una "estrategia partidista" por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la líder de Cs, Inés Arrimadas, "al más alto nivel".

López Miras ha desmentido categóricamente haber comprado votos para salvar su moción de censura. "No, en absoluto; ellos sí son los que compraban los votos", ha reprochado.

En concreto, ha lamentado que se había pactado un "intercambio" que consistía en dar el Ayuntamiento de Murcia al "PSOE" y la Presidencia de la Comunidad a Cs "con tan solo seis diputados y con una presencia testimonial en el Consejo de Gobierno, porque el PSOE tendría el doble de consejeros en el Ejecutivo que la formación naranja".

Por tanto, cree que quienes "compraron los sillones" fueron los socialistas, que "intentaron comprar a dos diputados de Cs a cambio de dar la Presidencia para tener el Gobierno de la Región". Ha señalado que esto no fue aceptado por la "mayoría" de los diputados de la formación naranja, porque "cuatro de los seis" miembros de este grupo parlamentario no votaron a favor de la moción.

"La mayor parte de los diputados del Grupo Parlamentario Cs nos comunicó que, con nocturnidad porque fue al filo del toque de queda, un dirigente nacional de Cs llegó a la Región sin informarles y sin aprobarlo en ningún órgano de dirección del partido y sin darles ningún tipo de participación", ha recordado.

Este líder nacional les puso "encima de la mesa" dos mociones de censura "ya redactadas para intercambiar con el PSOE y repartirse el Ayuntamiento de Murcia y la Comunidad, sin ningún tipo de explicación".

Al día siguiente, explica que estos diputados "empiezan a ver lo que hay detrás: el reparto de sillones y que, en realidad, quien va a gobernar la Comunidad es el PSOE; que ningún órgano de dirección ni participativo ha tomado esa decisión por parte de Cs".

Estos diputados de Ciudadanos le transmitieron a López Miras que ellos entendían que debían seguir cumpliendo el acuerdo de gobernabilidad de 2019, que fue "público y transparente, que se basó en una larga negociación pública a través de ruedas de prensa en las que se hicieron públicos cada punto del pacto".

"Es un acuerdo para cuatro años, no había ningún motivo que justificara su ruptura, y mucho menos por las causas que ellos pretendían decir, y mucho menos en una situación de plena pandemia y, además, negociándolo durante la tercera ola, que ha sido letal en la Región", tal y como ha reprochado.

A su juicio, los diputados de Cs que no apoyaron la moción "no estaban de acuerdo ni en las formas ni en el fondo" y creen que tienen "un compromiso con toda la Región y todos los murcianos que firmaron públicamente para cuatro años y que se está cumpliendo". Por tanto, cree que quien intentó separarse de ese acuerdo fueron "dos diputados de la formación naranja".

INCORPORACIÓN AL GOBIERNO REGIONAL

Al ser preguntado por si los diputados expulsados de Vox que no apoyaron la moción de censura se incorporarán al Gobierno regional, López Miras ha recordado que ellos mismos han manifestado que no forman parte de Vox y que "se sienten atraídos por ese proyecto liberal, moderado, de centro-derecha y por esa apertura de puertas que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha comentado en distintas ocasiones".

Estos tres diputados, tal y como ha recordado, "decidieron no apoyar la moción de censura y sí respaldar al Gobierno que lleva trabajando y gestionando la pandemia durante los dos últimos años". A cambio, ellos han pedido "evidentemente" que parte de sus acuerdos programáticos se puedan implementar en la Región.

"Y hay muchos puntos en los que coincidimos, sobre todo, en los que tienen que ver con la libertad, con la bajada de impuestos y los que confrontan radicalmente con la izquierda más extrema, que es la que ha llegado ahora al Ayuntamiento de Murcia", según López Miras.

Ha recordado que llegaron a una cuerdo y han estipulado seguir reuniéndose para estudiar cómo se pueden implementar esos puntos programáticos a través del Gobierno de la Región. "Y si es necesario para asegurar ese cumplimiento que cualquiera de sus miembros pueda formar parte del Ejecutivo o estar en alguna instancia, no tendremos ningún problema", ha garantizado.

Porque, en su opinión, "el Gobierno de libertad y moderado que se mantiene en la Región de Murcia es mucho mejor que un gobierno de izquierdas sustentado en Podemos que querían fraguar a través de la moción de censura".

En cuanto a la posibilidad de que la diputada expulsada de Vox María Isabel Campuzano pueda estar al frente de la Consejería de Educación, López Miras ha valorado que "hemos llegado a un acuerdo en el que nos hemos comprometido a desarrollar parte de sus puntos programáticos con los que se presentaron a las elecciones y en los que estamos de acuerdo".

"Ahora estamos en la parte de ver cómo garantizamos que se pueden cumplir esos acuerdos", según López Miras, que ha insistido que una de las opciones es que se puedan incorporar al Ejecutivo, y si es necesario ha garantizado que "lo haremos sin ningún problema".

Al ser preguntado por la posibilidad de que el Gobierno de la Región se convierta en el primer Ejecutivo autonómico en el que entra la "extrema derecha", López Miras ha señalado que a él no le gusta introducir "calificativos" a partidos que "pueden llevar a la confusión".

"En primer lugar, usted se está refiriendo al partido Vox, que tiene desde luego mi respeto legítimo como partido constitucional y que ha sido elegido por los ciudadanos; igual que el partido Podemos que creo que de verdad es la izquierda radical y me preocupa bastante, incluso igual que aquellos que se sustentan con los votos de los allegados de ETA, Bildu, en los que se apoya el Gobierno de España y nadie se rasga las vestiduras".

Además, ha señalado que se trata de tres diputados que "ellos mismos han declarado que ya no forman parte de este partido y que, además, se sienten atraídas por un proyecto liberal, moderado y de centro derecha".

Contador