López Miras: "Todos somos responsables de erradicar la violencia hacia la mujer denunciando cualquier maltrato"

Actualizado 24/11/2017 19:59:59 CET

MURCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguró hoy que "todos somos responsables de prevenir y poner fin a la violencia hacia las mujeres", y animó a denunciar cualquier situación de maltrato y "convertirnos así en ciudadanos dispuestos a poner voz a quien han obligado a guardar silencio".

"Es hora de que aceptemos nuestra responsabilidad ante esta lacra, de que denunciemos cuando sepamos que hay una mujer que sufre maltrato", dijo López Miras, quien presidió hoy el acto de entrega de distinciones con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora mañana, 25 de noviembre.

"Tenemos la obligación moral de alzar la voz, dar un paso al frente y poner todo de nuestra parte para acabar con ese tipo de violencia", dijo el presidente, quien añadió que, para ello, "tenemos que comenzar por eliminar la cultura de la discriminación y el silencio de los que viven cerca de una situación de maltrato". Al respecto, subrayó que "las estadísticas demuestran que sólo la denuncia pone fin a la situación de malos tratos en más de la mitad de los casos".

Entre los cauces para formular la denuncia están "los teléfonos 016 y el 1-1-2, donde tenemos un servicio específico para atender estos casos", dijo el presidente, quien remarcó que "sin testimonio no se puede poner en marcha el protocolo de ayuda, y sin ayuda, la vida de una persona continuará siendo un infierno del que seremos cómplices".

"La libertad es un valor que se menoscaba cada vez que una mujer es golpeada, humillada o sometida por un maltratador, y la dignidad humana es algo que pierde tanto quien maltrata como quien consiente que esa situación ocurra o continúe en el tiempo", indicó el jefe del Ejecutivo regional.

En este sentido, López Miras reiteró que "la erradicación de la violencia contra la mujer es asunto de toda la sociedad y, por lo tanto, cuantas más personas pongamos de nuestra parte y estemos dispuestos a no callar, antes veremos cumplido ese sueño".

DISTINCIONES A PERSONAS Y ENTIDADES

El presidente se refirió también a lo que se puede hacer, y se hace, desde instituciones como la Comunidad Autónoma para ayudar a mujeres víctimas de maltrato. Recordó que la Comunidad dispone de 21 centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia de Género (CAVI) que, junto a los ayuntamientos, ofrecen un tratamiento individual y en grupo, con atención psicológica, jurídica, social, entre otros, además de ayudas a la formación y en la búsqueda de empleo.

"Contamos con excelentes profesionales prestando estos servicios, pero necesitamos que la sociedad colabore y contribuya a que todo funcione correctamente", dijo el presidente, quien puso como ejemplo de esa colaboración a las personas y entidades distinguidas con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Los premiados este año fueron el servicio de voluntariado de Protección Civil de Murcia, Lorca y Alcantarilla para el refuerzo de la protección y la asistencia integral a víctimas de violencia de género; el Equipo Municipal de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia de Género; y la Fundación Cepaim, con su proyecto 'Chicas Nuevas 24 horas'. Además, hubo menciones especiales para la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia y la Asociación de mujeres Nuevos Horizontes.

López Miras destacó el "valiente trabajo que realizan los premiados por defender la libertad y promover la igualdad entre mujeres y hombres", y afirmó que tienen "la difícil tarea de continuar siendo voz de las víctimas de violencia de género y la consciencia del conjunto de la sociedad, catalizadores del cambio necesario y la razón por la que quienes sufren en un sonoro silencio pueden albergar nuevas y grandes esperanzas".

Durante el acto, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las tres mujeres que este año han sido asesinadas en la Región, Beatriz Ros, Catalina Méndez y Rosa María Sánchez, así como por el resto de víctimas de este tipo de violencia.