Actualizado 28/04/2018 11:30 CET

Murcia registra la mayor proporción de empleo para personas con discapacidad en empresas ordinarias

MURCIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pasado año finalizó con un nuevo máximo histórico en la contratación de personas con discapacidad, según ponen de relieve las cifras del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Así, se contabilizaron en Murcia 2.995 empleos (el 2,7% del total en España), un 16% más que el año anterior.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: "el pasado año se rozaron, por primera vez, los 3.000 contratos para personas con discapacidad en Murcia, una gran noticia que demuestra la naturaleza inclusiva de la recuperación económica, impulsada por una sensibilidad cada vez mayor de las empresas y un creciente empoderamiento de las personas con discapacidad".

Si analizamos la tipología de estos contratos, observamos que, al contrario de lo que sucede a nivel nacional, el grueso (67%, es decir 2.006 contratos) se firmaron en la empresa ordinaria, mientras que un tercio (el 33%, es decir 989 contratos) se produjeron en el ámbito del empleo protegido.

Esta cifra convierte a Murcia en la región que, en proporción, genera más empleo en el mercado de trabajo abierto (empresas ordinarias).

DEL EMPLEO PROTEGIDO AL MERCADO ABIERTO

El mercado laboral ofrece diferentes alternativas a la hora de abordar el empleo de las personas con discapacidad. Los centros ocupacionales no son una modalidad de empleo propiamente dicha, sino una actividad asistencial. Su objetivo es promover el desarrollo de competencias y habilidades, enseñando a las personas con discapacidad actividades que favorecen su posterior acceso a un puesto de trabajo.

Respecto al empleo protegido, es el siguiente paso, cuya finalidad es desempeñar un trabajo remunerado en los llamados Centros Especiales de Empleo (CEE), constituyendo un puente hacia el empleo en la empresa ordinaria. Las plantillas de los CEE tienen que tener, como mínimo, un 70% de empleados con discapacidad.

Por último, el empleo ordinario es el desempeño de una actividad remunerada en el entorno habitual de trabajo, donde el profesional con discapacidad desempeña las mismas funciones que cualquier otro empleado, aunque en ciertos casos sea necesario ajustar algunas tareas a las necesidades del trabajador.

Atendiendo a los datos internos de la Fundación Adecco, observamos que la mayoría de los empleos generados para personas con discapacidad en 2017 (2.938 de un total de 3.244, es decir, un 91%) fueron firmados en la empresa ordinaria, mientras que 306 fueron en entornos de trabajo protegidos. Esta cifra pone de manifiesto que el 9% de los contratos firmados por personas con discapacidad en España (32.391) fueron intermediados por la Fundación Adecco.

MURCIA, RÉCORD EN EMPLEO ORDINARIO

En comparación con el resto de Comunidades, Murcia es la que presenta una mayor proporción de empleo para personas con discapacidad en empresa ordinaria (67% frente a la media nacional, del 29,4%).Sólo es superada por, Ceuta (78,6%) y Melilla (83,3%).

Por el contrario, País Vasco y La Rioja son las Comunidades donde menos pujanza tiene esta modalidad laboral, con un 8,9% y un 19,1%, respectivamente.