Actualizado 28/04/2018 11:59 CET

El nuevo TAC del hospital de Yecla realiza cerca de 4.000 pruebas en su primer año de funcionamiento

El nuevo TAC del hospital de Yecla
CARM

MURCIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El nuevo TAC (Tomografía Axial Computerizada) instalado en el hospital Virgen del Castillo de Yecla en abril de 2017 ha permitido realizar cerca de 4.000 pruebas en el centro sanitario, que presta asistencia a los municipios de Jumilla y Yecla. En concreto, se han efectuado 3839 pruebas hasta el 1 de abril.

Con este equipo, de última generación, se obtienen exámenes radiológicos de mayor precisión para ofrecer una mejor atención a los pacientes. Esta inversión de 350.000 euros ha supuesto mayor calidad asistencial, proximidad, eficacia y más comodidad para los vecinos del área. Asimismo, supone un gran avance en cuanto a calidad de imágenes y definición, que facilitan un mejor diagnóstico.

Con la incorporación del nuevo TAC en el hospital Virgen del Castillo se ha mejorado de forma muy significativa la calidad de las pruebas que se venían realizando, de modo que en la actualidad se pueden desarrollar estudios vasculares que anteriormente eran imposibles de efectuar, quedando reducido al mínimo la necesidad de derivar estudios de TAC a los hospitales de referencia.

Otra de las ventajas del nuevo equipamiento es que se ha reducido el nivel de radiación requerida en las exploraciones, al tiempo que se mantiene el nivel de actividad al no existir lista de espera significativa en el TAC en esta área de salud.

EXAMEN DE DIAGNÓSTICO

La tomografía computerizada, conocida comúnmente como exploración por TAC, es un examen médico de diagnóstico que produce múltiples imágenes o fotografías del interior del cuerpo.

El TAC permite obtener imágenes del interior del organismo en forma de cortes trasversales con imágenes tridimensionales y detectar desde un tumor a una patología ósea.

Los motivos más frecuentes por los que se solicita realizar un TAC son traumatismos, a fin de detectar hemorragias; lesiones de los órganos internos o fracturas; diagnóstico de tumores y comprobación de su posible extensión; patologías de la médula espinal o la columna vertebral; y guiar algunas intervenciones como la toma de biopsias o el drenaje de abscesos, entre otros.