Las obras de reconstrucción del barrio de La Viña están ejecutadas al 50 por ciento

Actualizado 07/07/2015 23:53:33 CET
Visita al barrio lorquino de La Viña
PICASA

LORCA (MURCIA), 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las obras de reconstrucción del barrio de La Viña de Lorca, uno de los más dañados por los terremotos, están ejecutadas al 50 por ciento. El proyecto, impulsado por la Consejería de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio, cuenta con un presupuesto de inversión de 5,8 millones de euros.

La directora de general de Arquitectura, Vivienda y Suelo, Yolanda Muñoz, ha declarado que "el día 11 de febrero se colocó la primera piedra de la reconstrucción del barrio de la Viña y cinco meses después ya hemos culminado más de la mitad del proyecto total de remodelación", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Muñoz, acompañada por el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha realizado una visita técnica a las actuaciones urbanísticas del barrio para conocer el estado de ejecución de las obras y comprobar de primera mano el buen ritmo de la remodelación urbana, que, según afirmó la directora general, "en algunos tramos, se superan los plazos de ejecución que se habían marcado en el planeamiento inicial".

Una de las infraestructuras más emblemáticas, el encauzamiento de la Rambla de Las Señoritas, ya ha entrado en su fase final. "Se va a salvar esta barrera natural que dividía al barrio y vamos a ganar nuevos espacios para el disfrute de los vecinos", aseveró Muñoz, quien añadió que "se persigue conseguir la máxima integración entre ciudad y naturaleza, mediante la integración del paisaje urbano, ya que el proyecto tiene como objetivo fortalecer la unidad e imagen del barrio".

La directora general destacó que "en la coyuntura económica que atravesamos, hay que señalar la importancia económica que tendrán estas actuaciones de generación de empleo y dinamismo de la economía local".

UNA INVERSIÓN DE 5,8 MILLONES DE EUROS

La renovación del barrio de La Viña, cuyo importe total asciende a 5,8 millones de euros, supondrá la reparación y mejora de las infraestructuras urbanas de electricidad, saneamiento y abastecimiento de agua. Se llevará a cabo la peatonalización de viales, con el objetivo de fomentar la accesibilidad, permitir la conexión entre barrios, así como actuaciones de eficiencia energética y sostenibilidad.

Las tareas de rehabilitación incluirán equipamientos para cultura y ocio, que favorecerán actividades dinamizadoras de la actividad social en el barrio. Se ha previsto una nueva aula vecinal, huertos urbanos y un monumento en su centro, homenaje al barrio que recuerda sus orígenes vinícolas.

Asimismo, la directora general se refirió a la participación que han tenido los vecinos en el diseño de las actuaciones. "El Gobierno regional, a través de la Consejería de Fomento, se acerca a los vecinos para comprobar el estado de ejecución de las obras y tomar conocimiento de sus peticiones puntuales y necesidades, dado que son los auténticos protagonistas de la revitalización del barrio y hacen aportaciones que nutren la actuación, para mejorar el proyecto definitivo", explicó Muñoz.

Las aportaciones de los vecinos que se han incorporado al proyecto incluyen una zona de esparcimiento de mascotas, aula de usos múltiples nueva, espacio para exponer el Belén y conservación de las cocinas al aire libre, entre otras.

A estas obras se unen también los trabajos en los barrios de San José y Alfonso X, al tiempo que se están impulsando actuaciones en San Fernando, San Pedro y otras zonas de los barrios Altos, así como las obras de accesibilidad al Castillo de Lorca.