Actualizado 30/06/2007 22:35 CET

La Policía Local de Murcia intensificará el control de los espacios públicos para evitar el tráfico de drogas

MURCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local intensificará el control de los espacios públicos para evitar el tráfico de drogas, ya que en el último año se formularon más de 3.500 denuncias por tenencia y consumo de estupefacientes, según informaron fuentes del Ayuntamiento en un comunicado.

En este sentido, un estudio realizado por la Concejalía de Seguridad y Circulación, para evaluar el balance de la campaña de seguimiento realizada por la Policía Local, iniciada hace un año, en torno a la detección de estupefacientes en lugares públicos, arrojó que un total de 1.428 controles realizados por los agentes municipales dieron lugar a la formulación de 3.501 denuncias.

El estudio, realizado entre el 12 de junio de 2006 y hasta el 30 de mayo de 2007 un total, permite deducir que de las 3.501 denuncias, 1.605 de ellas fueron por tenencia de drogas y 1.896 por consumo en la vía pública. Asimismo, las sustancias estupefacientes intervenidas son, por orden de mayor a menor cantidad, hachís, marihuana, cocaína, heroína y éxtasis.

Así pues, el Consistorio pondrá en marcha el Plan Especial de Actuación de la Policía Local, que pretenderá reducir el consumo y tenencia de drogas en espacios públicos, y por ello "los objetivos marcados por la Policía Local son prevenir, disuadir e intervenir", según el comunicado.

Con este Plan especial de Actuación en relación con el consumo y la tenencia de estupefacientes en vías y lugares públicos, se pretende "intensificar la labor que ya desarrolla la Policía Local, extendiéndola más, para llegar con este operativo a todo el término municipal, las 24 horas del día y dedicando mayor número de efectivos", según el comunicado.

En este plan especial participarán distintos grupos de trabajo, aunque el Ayuntamiento destacó el personal adscrito al Grupo Especial de Seguridad Ciudadana (GESC), que interviene de uniforme y de paisano, con vehículos patrulla y camuflados, "por su mayor implicación", y subrayó que también participan los policías de barrio y pedanías.

En este sentido, la Concejalía de Seguridad y Circulación mantendrá los dispositivos de detección ya puestos en marcha y diseñó un plan especial de actuación en materia de tenencia y consumo de sustancias ilícitas en lugares públicos, de modo que abarcará todo el término municipal, tanto en la ciudad como en pedanías, y se extenderá a lo largo de todo el día, durante los siete días de la semana.

Por su parte, el plan estará centrado en jardines y lugares públicos donde se ha detectado esta actividad, y en él participará "toda la plantilla" aunque el comunicado precisó que lo harán "de manera especial" policías del Grupo Especial de Seguridad Ciudadana (G.E.S.C.), de uniforme y de paisano.

En cuanto a los objetivos básicos y las funciones a desarrollar, estas consistirán en la prevención, disuasión y la intervención específica adecuada, según se trate de supuestos de infracción administrativa, como son los casos de consumo y tenencia de estupefacientes en lugares públicos.

En estas situaciones se procederá, según el Ayuntamiento, a la incautación de la sustancia ilícita, y a la formulación de la denuncia, que dará lugar al inicio del correspondiente expediente sancionador.

Si se tratara de supuestos de delito en los casos en los que la tenencia de sustancias estupefacientes se considere punible, "se actuará de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del vigente Código Penal", de forma que se procederá a la detención del presunto autor o autores del delito, al decomiso de las sustancias ilícitas, y a la instrucción de diligencias policiales para la autoridad judicial.