Publicado 03/03/2021 12:01CET

El presidente de CROEM anuncia que no optará a la reelección

Archivo - El presidente de la CROEM, José María Albarracín responde a los medios acompañado de la consejera Violante Tomás y la presidenta de la OMEP, Manuela Marín Gómez
Archivo - El presidente de la CROEM, José María Albarracín responde a los medios acompañado de la consejera Violante Tomás y la presidenta de la OMEP, Manuela Marín Gómez - EUROPA PRESS - Archivo

Afirma que "parecer ser" que la modificación de la Ley del Presidente está vinculada con la reforma del Ejecutivo regional

MURCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), José María Albarracín, ha anunciado que no optará a la reelección en 2022 tras agotar ocho años de mandato.

En declaraciones a Onda Regional recogidas por Europa Press, Albarracín ha señalado que, "cuando uno llega a presidir una institución como CROEM con la intención precisamente de modificar los estatutos y adaptarlos a una realidad que era patente en el conjunto de la sociedad, estableciendo un mandato máximo de ocho años, lo que hay que hacer es cumplirlo y yo lo tengo en este sentido muy claro".

No obstante, se ha comprometido con sus órganos de gobierno a aguantar "uno o dos meses más" si, llegado ese momento, la pandemia no está todavía totalmente controlada. "Yo extenderé el mandato todo el tiempo que sea necesario hasta que la OMS declare por fin la pandemia controlada", ha afirmado Albarracín, que llegó al cargo en 2013.

Respecto a las posibilidades de aspirar a otros cargos en otros ámbitos, Albarracín ha reconocido que la vida "está abierta a todo" y las posibilidades "están ahí", pero ha advertido que, en principio, todavía le queda un año de mandato "muy duro por culpa de la pandemia", en el que va a tener que trabajar "con mucha intensidad. Luego ya veremos lo que sucede, pero yo soy empresario, nací empresario y terminaré mi actividad como empresario", ha señalado.

Al ser preguntado por la posibilidad de optar a ser presidente de la Comunidad en 2023, ha señalado que, en este momento, no está dentro de sus planes. "No contemplo esa posibilidad, tampoco la he contemplado en el pasado y no sé qué pasará en el futuro", según Albarracín, quien ha reconocido que sí hay otras opciones de representatividad empresarial.

Ha recordado que él siempre ha sido muy "asociativo", fue cofundador de la Asociación de Jóvenes Empresarios y de la Asociación Murciana de Empresa Familiar, para rematar su labor ahora como presidente de CROEM. "Yo creo que hemos hecho una labor espectacularmente buena, sobre todo en este último año, en el que la dedicación ha sido de 24 horas al día, siete días a la semana y 365 días al año", ha remarcado.

Con todo, el presidente de la patronal murciana ha admitido que sí ha recibido alguna llamada ofreciéndole otros proyectos. No obstante, ha señalado que quien le ha llamado de otros ámbitos "saben perfectamente cómo soy y mis convicciones". Fundamentalmente, le han llamado empresarios y empresarias de la Región, dándole apoyo y su opinión.

"La política es algo que no me atrae absolutamente nada, y yo creo que con eso queda claro que no hay prácticamente opciones", ha respondido al ser preguntado por la posibilidad de ser presentarse a las elecciones en 2023.

REFORMA DE LA LEY DEL PRESIDENTE

Al ser preguntado por la remodelación del Gobierno regional, Albarracín ha considerado que, en este momento, esto es "importante" y la actividad política "tiene que cubrir todos los ángulos que sean importantes". No obstante, cree que en un momento de pandemia como el actual, con la "cantidad de problemas" que hay sobre la mesa, "se le puede dar prioridad o no a esto".

"Es una cuestión que depende enteramente del Gobierno regional y de la Asamblea", según Albarracín, quien ha señalado que es el parlamento el que tiene que aprobar la Ley del Presidente, sobre la que se sitúa en un punto "neutral", de forma que ni se "opone" ni se pronuncia "a favor".

Con todo, sí considera "lógico" por su propia convicción respecto a la presidencia de CROEM, que el plazo de ocho años es un tiempo "razonable" y que está "prácticamente institucionalizado en todas las organizaciones". En su opinión, ocho años es un tiempo "más que suficiente para demostrar la labor que quiere desarrollar" y, pasado ese tiempo, dejar el cargo a otro.

Así, ha señalado que "parece ser" que la modificación de la Ley del Presidente está vinculada con la reforma del Ejecutivo. "Así me lo han transmitido, tanto uno como otro, en las últimas ocasiones que hemos tenido oportunidad de hablar de ello", ha destacado.

"Ellos saben perfectamente cuál es la prioridad y parecer ser que así se está demostrando en los últimos días, en los que ha bajado la intensidad de los enfrentamientos que pudieran haber en el seno del Gobierno, y yo espero y deseo que ese es el camino que emprendan a partir de ahora", ha aseverado.