PSOE critica que el Gobierno regional mantenga en 2014 las "injustas" tasas fiscales impuestas a dependientes

Actualizado 17/05/2014 11:02:11 CET
EUROPA PRESS

MURCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La responsable de Política Social del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique, ha denunciado públicamente que el Gobierno regional mantiene para 2014 "las injustas tasas fiscales impuestas a dependientes, personas con discapacidad y familias numerosas".

El Gobierno regional mantiene en la Ley de Acompañamiento para 2014, aprobada en la Asamblea Regional, con los votos del Grupo Parlamentario Popular, la aplicación de tasas a dependientes, personas con discapacidad y familias numerosas, que viene aplicando desde 2012.

Y es que, el pasado 10 de febrero, el BORM publicaba la Orden de la Consejería de Hacienda por la que entraban en vigor las tasas a imponer a estos colectivos, según han informado fuentes socialistas en un comunicado.

De este modo, Estas tasas se cobran por expedición y renovación del título de familia numerosa, por solicitud de reconocimiento o revisión grado de dependencia, o por solicitud de reconocimiento, revisión o certificación de grado de discapacidad.

Rosique ha indicado que estas tasas han quedado fijadas para 2014 con las cuantías de 10.40 euros a 26 euros por expedición y renovación del título de familia numerosa; de 31.21 euros para solicitud de reconocimiento de grado de dependencia o revisión del grado de dependencia reconocido; y 20.81 euros por solicitud de reconocimiento de grado de discapacidad o solicitud de revisión de grado de discapacidad.

Para la diputada, "resulta inaceptable que el Gobierno regional demuestre tan desmedido afán recaudatorio hacia los colectivos más vulnerables por solicitar acogerse a un derecho que la Ley les otorga".

Así, el Grupo Parlamentario Socialista considera "injusta la aplicación de estas tasas, ya que recaen sobre colectivos muy vulnerables que lo que necesitan son ayudas de las administraciones públicas y no que se le apliquen medidas fiscales recaudatorias por solicitar sus derechos".

Pero además, para Rosique resulta aún más inaceptable cuando se comprueba "cómo el Gobierno regional utiliza a los dependientes como fuente de recaudación, cobrándoles 31 euros por solicitar acogerse a la Ley de Dependencia, para mantener luego durante años a miles de dependientes sin concederles las ayudas o prestaciones que la Ley les garantiza".

En este sentido, apostilló que con esta orden, el Gobierno regional sigue haciendo oídos sordos a la denuncia que tanto desde el Partido Socialista como desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) han venido realizando públicamente respecto a la aplicación de estas tasas, además de considerar que no se ajustan a la legalidad fiscal y, por lo tanto, son contrarias a la legislación tributaria básica.

La Ley Regional de Servicios Sociales en su artículo 39.4 dice textualmente "en todo caso, tendrán el carácter gratuito los Servicios de Información, Valoración y Asesoramiento, de Inserción Social, de Promoción y Cooperación Social, así como los servicios de reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía".

Rosique ha presentado una moción en la Asamblea pidiendo al Gobierno regional que elimine de la Orden de 29 de enero de 2014 y de la Ley de Presupuestos regionales para 2014 las injustas tasas fiscales impuestas a dependientes, personas con discapacidad y familias numerosas.