Los trabajadores del IMIDA exigen puestos "fijos y estables"

Imagen de los trabajadores del IMIDA, en la puerta del Palacio de San Esteban
GOBIERNO REGIONAL
Publicado 19/12/2018 14:11:30CET

MURCIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de trabajadores del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) se han concentrado este miércoles ante las puertas del Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, para exigir empleos "fijos y estables".

Así lo ha hecho saber el técnico responsable en el IMIDA, Fulgencio Contreras, quien ha lamentado que 53 de los aproximadamente 150 trabajadores del Instituto tienen contratos ligados a 18 proyectos, que se deben ir renovando cada tres años.

En concreto, de los 150 trabajadores del IMIDA, un tercio presta servicio de administración. El 60 por ciento de la plantilla restante termina su contrato el 31 de diciembre, según Contreras, portavoz de los trabajadores que se han concentrado con una pancarta con el lema 'Investigación agraria en precario'.

El 1 de enero se deberían poner en marcha 13 nuevos proyectos que van a dar lugar a 57 nuevos contratos, cuatro más con respecto a la plantilla actual, aunque ha considerado que "ya no llegan a tiempo y tardarán más meses". De hecho, aunque se convoquen nuevos contratos por tres años, Contreras cree que es un "parche" que "no soluciona el problema de fondo".

A su juicio, el problema "no es que la gente vaya al paro de inmediato, sino que esta gente no puede estar ligada a un proyecto concreto". Al contrario, defiende que un centro de investigación "debe tener plazas fijas y estables para que estos investigadores "tengan capacidad de traer proyectos libremente".

Con el modelo actual, cree que "no se puede capitalizar la inversión que hace la Comunidad en investigadores punteros, no solo a nivel nacional sino europeo". Ha destacado que, en 2010, el IMIDA tenía un presupuesto de casi 14 millones de euros, pero diez años después "tiene un presupuesto de diez millones de euros, un 30 por ciento menos, sobre todo en personal".

Ha remarcado que los trabajadores necesitan hablar con Hacienda y con Función Pública porque este problema "va más allá de las competencias del consejero de Agricultura". En su opinión, lo único que tiene que hacer la Comunidad es "hacer caso a la moción que la Asamblea Regional aprobó hace tres meses, por mayoría y sin votos en contra".

Se trata de un "problema laboral", pero cree que va "mucho más allá". A su juicio, "si queremos que la Región avance realmente en la economía del conocimiento, hace falta inversión en investigación".

"Si al IMIDA se le dieran 2,5 millones de euros para contratar fijo, en dos años tendría capacidad para atraer cuatro o cinco millones de euros directa y rápidamente", según Contreras, quien señala que se trata de una riqueza que "no es efímera porque revierte en las empresas de la Región".

Ha puesto como ejemplo a las empresas que están exportando variedades de uva o melocotón que se han desarrollado en el IMIDA. "La investigación genera riqueza, es una inversión, no un gasto", ha remarcado.