Valcárcel afirma que "hemos mantenido el estado de bienestar contra viento y marea, gracias a los esfuerzos y reformas"

Publicado 01/02/2014 15:54:54CET

Apela a la unidad y pide que "se sumen a los colores de marea -verdes, rojas, blancas- una marea más, la azul, la nuestra, la del PP"

MURCIA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, defendió este sábado que "el Gobierno de Mariano Rajoy ha mantenido el estado de bienestar contra viento y marea, pese a quien pese -y pesa a más de uno- gracias a todos los esfuerzos y a las reformas emprendidas".

Así, a la unidad y pidió que "se sumen a los colores de marea -verdes, rojas, blancas- una marea más, la azul, la nuestra, la del Partido Popular", según han informado fuentes 'populares' en un comunicado.

Valcárcel se expresó en estos términos durante la Convención Nacional del PP celebrada en Valladolid bajo el lema 'Diálogos sobre España', en la que intervino en un debate junto con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el marco del Ágora 'Vocación Reformista'.

"El nuevo tiempo de la recuperación y el crecimiento será posible si todos somos capaces de entendernos en un idioma: el de Europa, y no sólo entre las naciones, sino también entre las personas", aseguró el jefe del Ejecutivo murciano, señalando que "nosotros trabajamos por la unión económica, fiscal, financiera, laboral y social de los europeos, que es lo que nos hará más fuertes, lo que hará posible el progreso y el bienestar de las personas y nos hará ganar el futuro".

"Ese futuro que, con tanto esfuerzo los españoles hemos logrado gracias a un gobierno valiente y reformista, a un gobierno sensato y comprometido; al gobierno de Mariano Rajoy, el del Partido Popular", añadió.

Asimismo, defendió que "España cuenta hoy con la confianza de las instituciones europeas, de las instituciones económicas y sociales, que ven que hay salida a la crisis. Así lo han expresado el presidente de la Comisión Europea José Manuel Dur*o Barroso o el presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy, que ven más credibilidad en una España que, en tan solo dos años, ha dado valientes pasos para la recuperación y que hoy, gracias a ello, comienza a salir de la crisis".

Para conseguirlo, recordó que se puso en marcha "una reforma laboral que no fue fácil, pero que era un paso imprescindible para crear empleo, que es el principal objetivo de la recuperación", ya que, en su opinión, "la salida de la crisis no se mide en votos ni en cifras de macroeconomía: se mide en la creación de puestos de trabajo".

Según ha señalado Valcárcel, "la reforma laboral está permitiendo ahora que, por fin, hayamos frenado la sangría del desempleo que, mes tras mes, se venía produciendo, y que empiece a haber una reacción positiva en cuanto a la generación de puestos de trabajo en España", tras lo que ha añadido que "este 2014 que acaba de comenzar será bueno y 2015 será mejor. Estamos en el camino adecuado porque hemos hecho las reformas adecuadas".

"Mientras otros prefieren generar polémicas, enfrentar a los españoles, derrochar fondos públicos o engañar a los ciudadanos con promesas inviables, el Gobierno del Partido Popular trabaja por el empleo, porque los españoles vean que el sacrificio de estos dos años de reformas ha merecido la pena".

En ese sentido, Valcárcel recalcó que "sin decisiones valientes no hay posibilidad de lograr la máxima prioridad, el empleo, que es el mejor índice de desarrollo, de crecimiento y de futuro".

SALIDA DE LA CRISIS

Asimismo, destacó que la salida a la crisis ha sido posible gracias a "la valentía de un Gobierno capaz de afrontar las reformas que había que afrontar; con el esfuerzo de los españoles, haciendo gala para ello de un sacrificio que ahora da su fruto y en el que llega el momento de poder ofrecerles nuevas medidas, nuevas reformas que les lleven a ver que ha merecido la pena".

De este modo, tras recordar que "una situación de emergencia requiere medidas de emergencia", elogió "la ejemplaridad del Presidente Rajoy por anteponer, como debía, el interés de España a la popularidad o el electoralismo".

Y es que, en su opinión, "evitar el rescate ha salvado la Sociedad del Bienestar. Los ajustes que se han llevado a cabo lo han hecho posible. Se han garantizado las pensiones, la Sanidad o la Educación, y se ha ganado estabilidad presupuestaria, y que nadie dude de que el siguiente paso es reformar los impuestos, para cumplir el programa, pero, sobre todo, porque va en nuestro ADN y porque es lo que le conviene a España".

"El Gobierno de España ha adoptado las reformas que pedíamos desde las regiones y que nos han permitido salir adelante", apuntó. "Reformas que siguen siendo necesarias y que no sólo han de ser de ámbito nacional sino, cada vez más, europeo", insistió el presidente murciano.

Por otro lado, ha afirmado que "hoy tenemos credibilidad y fortaleza para seguir impulsando el desarrollo y la recuperación en España y para ser escuchados en Europa y en el mundo".

"UNA CRISIS QUE NO HABÍA SIDO AFRONTADA"

En diciembre de 2011, recuerda Valcárcel, "el Partido Popular recibió una clara encomienda de los españoles: formar un Gobierno capaz de sacar a España de la crisis". "Una crisis, que no sólo no había sido afrontada por quien debía como era preciso, sino que había puesto en evidencia una doble incapacidad: la de los socialistas para gobernar con rigor y con acierto, y la necesidad contundente de actuar".

Por ello, ha continuado, "el Partido Popular asumió el reto de gobernar, de sacar a España de la crisis, de reformar unos modelos y unos planteamientos inservibles para conseguir un objetivo acuciante, para brindar a los españoles una solución urgente e inaplazable".

"La incontestable y contrastada voluntad reformista de nuestro partido obligaba a Mariano Rajoy a que el suyo fuera el Gobierno más reformista de la historia de la Democracia española", apuntó, "anteponiendo, para ello, la salida de la crisis y la salvaguarda de los intereses de los españoles a cualquier otro criterio, a cualquier otro planteamiento programático, ideológico o electoral".

Así, ha explicado que se trataba "de seguir manteniendo el modelo sanitario o educativo, y eso era algo en grave riesgo sin que existiera el Fondo de Liquidez Autonómica, sin que el Gobierno de España fuera responsable y apoyara a las regiones de España en lugar de desentenderse de ellas y mandarlas a buscar financiación externa, que es lo que hicieron los socialistas".

"Hoy, meses más tarde, las comunidades autónomas hemos podido solventar los pagos a pequeñas empresas, a proveedores, mientras que, paralelamente, la economía comienza a dar claros síntomas de una cierta vitalidad y los buenos datos de exportación y de gestión empresarial no sólo deben verse como aspectos positivos de la recuperación, sino sobre todo como un paso necesario en la creación de puestos de trabajo", ha apuntado.

En todo ello, para Valcárcel, ha desempeñado un papel clave la reforma financiera "afrontada con valentía por el Gobierno de Mariano Rajoy, cuya siguiente fase ha de ser, y así lo defendemos en Europa, la consecución de una verdadera unión bancaria en todo el continente".

"Una reforma necesaria, como también lo es la de la Administración, una de las grandes tareas pendientes en el proceso de desarrollo constitucional, y el impulso a un nuevo modelo de Estado", avanzó, "que las personas perciban como adecuado porque da solución a sus problemas, no los genera".

Finalmente, indicó que "nuestro interés no es el Partido Popular ni el populismo, sino el interés general de todos los españoles, porque en el centro de nuestra política están las personas y somos conscientes de que ésa es nuestra prioridad".

Para leer más