Unas 2.000 personas acompañan a Ciutadans en una marcha en favor de las instituciones españolas

Actualizado 08/10/2007 2:01:21 CET
Actualizado 08/10/2007 2:01:21 CET

Unas 2.000 personas acompañan a Ciutadans en una marcha en favor de las instituciones españolas

-

BARCELONA, 8 Oct. (OTR/PRESS) -

Después de que en las últimas semanas numerosos grupos independentistas se manifestaran en las calles de Cataluña en favor de la independencia y contra la monarquía y la Constitución, ayer fue el turno de quienes piensan que el marco actual debe permanecer tal y como está. Unas 2.000 personas respaldaron la convocatoria realizada por Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C's) y recorrieron las principales avenidas de Barcelona en una marcha bajo el lema 'Por la convivencia y el respeto a las instituciones democráticas. El líder de la formación, Albert Rivera, aseguró durante la misma, que muchos españoles creen que se debe "salir a la calle y decir que en España hay muchos ciudadanos que respetamos la democracia y el pacto constitucional".

En clara respuesta a los independentistas que en los últimos días desafiaron la ley con la quema de imágenes de los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, los asistentes gritaron consignas como 'libertad, libertad', 'viva España y viva cataluña' o 'España se siente, España está presente', portando pancartas en las que se podían leer lemas como 'el nacionalismo perjudica seriamente la salud' o 'hablo español, denúnciame'.

La manifestación transcurrió sin incidentes importantes, si bien se vivieron momentos de tensión cuando, en plena Vía Laietana, un joven increpó a los participantes con gritos como "españoles, españolistas y fachas", lo cual provocó que algunos de ellos intentaran agredirle aunque finalmente, la pequeña trifulca no llegó a más. Así, Rivera quiso dejar claro que se trataba de la primera marcha convocada por C's, y que lo que pretendían era hacer una reivindicación de forma cívica y con talante pacífico.

CONTRA EL "ODIO A LO ESPAÑOL"

Antes de partir de la plaza de Urquinaona de la Ciudad Condal, el fundador del Foro de Ermua, Iñaki Ezkerra, procedió a la lectura de un manifiesto en el que denunció, en nombre de C's, el ataque a las instituciones y sus símbolos llevado a cabo, a su juicio, por el nacionalismo político. En contra del "monolingüismo de tintes xenófobos" y del "odio al español" Ezkerra exigió a la ciudadanía que se posicione- en una "defensa inequívoca de nuestras instituciones democráticas para impedir el ataque al que son sometidas".

Del mismo modo que Rivera alentó a los presentes a decir "basta a la falta de libertad", Ezkerra señaló que los españoles no deben permitir que los partidos nacionalistas "y sus secuaces violentos" les conviertan en "individuos sujetos a su capricho". La manifestación concluyó en la plaza de Sant Jaume de la capital catalana, donde algunos manifestantes preguntaron "dónde está el PSC" y cantaron el popular 'Libertad sin ira'.