Actualizado 21/05/2007 21:38 CET

27-M.- El candidato de IU-Los Verdes acusa al PP de favorecer a los especuladores con la modificación de la legislación

BURGOS, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El coordinador regional de Izquierda Unida y candidato a la presidencia de la Junta por esta formación, José María González, acusó al Partido Popular de haber permitido que los especuladores de fuera actúen en Castilla y León vía modificación de la legislación, en referencia a lo ocurrido en Las Navas del Marqués o Villanueva de Gómez.

González, quien participó en un mitin junto a los candidatos provinciales y, ofreció una rueda de prensa en la que acusó abiertamente al PP "de las especulaciones en Castilla y León y de los atentados al medio ambiente porque ha posibilitado, mediante la modificación de la legislación, proyectos como la Ciudad del Medio Ambiente de Soria, donde se invade un fresnedal y un cauce".

"El Partido Popular ha modificado la legislación para permitir que grandes especuladores de Castilla y León y de fuera intenten urbanizar alrededor de la estación de esquí de San Glorio, o en Villanueva de Gómez o Las Navas del Marque", añadió.

José María González se refirió también a las principales líneas de su programa electoral, del que destacó "el futuro social que, a su juicio, tiene Castilla y León" en asuntos como el empleo, la educación o la sanidad. Su propuesta es construir más de 30.000 viviendas, de las que el 50 por ciento serían para alquiler.

Además, abogó por una enseñanza pública y gratuita y aseguró que los conciertos con entidades privados son innecesarios porque, según manifestó, "sobran plazas en centros públicos". En el aspecto sanitario, además de apostar por el rescate de la gestión del hospital de Burgos para que sea realizada desde el ámbito público, propuso la creación de hospitales comarcales y un plan de ambulancias medicalizadas.

Finalmente, criticó al Partido Popular por eliminar el Impuesto de Sucesiones porque "sólo favorece a los que tienen patrimonio, no a los trabajadores" y aseguró que con los 140 millones de euros que se dejan de percibir por la supresión de este impuesto ellos harían 1.400 viviendas anuales y "aún sobraría dinero".