Actualizado 16/05/2007 21:31 CET

27-M.- Los pactos postelectorales y la movilidad copan un debate de Barcelona sin Hereu (PSC) y Mayol (ICV-EUiA)

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La movilidad y los pactos postelectorales para formar gobierno fueron los temas que coparon un debate entre los alcaldables de Barcelona organizado por Onda Rambla. En este debate estaban invitados los cinco candidatos de los partidos con representación municipal, aunque Jordi Hereu (PSC) e Imma Mayol (ICV-EUiA) no participaron.

Hereu excusó su presencia porque esta noche asiste a la final de la copa de la UEFA en la ciudad escocesa Glasgow y Mayol explicó que tenía "mucho trabajo" y que, por tanto, no podía participar en el encuentro.

Fernández Díaz lamentó que CiU no descarte un pacto con ERC e ICV-EUiA, los socios del PSC en el Ayuntamiento. "Yo, Mayol y Portabella no tenemos nada que ver", dijo Fernández Díaz.

Trias aseguró que él "tiene suerte" porque puede pactar con todos los partidos que en esta legislatura han tenido representación parlamentaria, ya que "nuestro partido abarca desde el centroderecha al centroizquierda y es nacionalista. Hacemos frontera con todos los partidos, lo malo es que todos quieren comer nuestro espacio".

El candidato popular recriminó a Portabella que "usted quiere estar en todos los sitios, en el gobierno y en la oposición" ya que en ocasiones ERC se distancia de sus socios de gobierno, sobre todo de los socialistas. "Que yo formo parte del gobierno tripartito es incontestable", dijo Portabella, quien añadió que "soy corresponsable del gobierno y responsable de mis áreas al 100 por 100 y de las otras tenga opinión".

Fernández Díaz lamentó que el republicano considere que el Ayuntamiento ha fracasado en políticas de vivienda, una concejalía que está en manos de ICV-EUiA. "Tendría que defender su gestión y no avergonzarse", dijo el alcaldable popular.

MEJORAR LOS ACCESOS A LA CIUDAD.

Los colapsos que ayer y hoy se han producido en los accesos en Barcelona también fueron valorados por los candidatos. Todos consideraron que es necesario mejorar los accesos de la ciudad y el transporte público.

Trias defendió la construcción del cuarto cinturón, la autovía que unirá Martorell con Granollers pasando por Sabadell y Terrassa. Además, el líder convergente propuso "unir los dos tranvías de la Diagonal" y lamentó que "no puede ser que el autobús vaya cada vez más lento y que sea más rápido ir en bici que en autobús".

Trias también dijo que Cercanías Renfe es un "desastre" y pidió ampliar el número de carriles de la Ronda Litoral. En la actualidad, en esta vía hay dos carriles, y por ello, es "un cuello de botella", dijo Trias.

Fernández Díaz propuso un "mayor compromiso" del Ayuntamiento con el taxi, la posibilidad de que los motoristas puedan circular con los carriles del bus y del taxi, y pidió que el transporte público de Barcelona sea más "transversal". Hay que romper la radialidad del transporte público, no puede ser que todas las líneas de autobús confluyan entre las plazas Universitat, Catalunya y Urquinaona", consideró.

Portabella reclamó el traspaso de la red de Cercanías de Renfe y apostó por la creación de un único operador público que gestione las redes de metro, tranvía, autobús y ferrocarril que hoy gestionan compañías como FGC, Renfe, TMB o Tramvia Metropolità (TRAMNET).

El candidato republicano solicitó "cuatro nuevas líneas" que unan localidades del área metropolitana con Barcelona y habilitar carriles donde tengan prioridad "autobuses y vehículos ocupados por dos personas" como mínimo. Portabella apostó por reorganizar la red de autobuses públicos mediante la creación de una estructura ortogonal.

Por otra parte, Fernández Díaz y Trias lamentaron que el Ayuntamiento encargase un estudio sobre la hipotética creación de un peaje para acceder al centro de la ciudad.