Actualizado 15/05/2007 21:01 CET

27-M.- El PP de Santiago propone combatir el problema del tráfico con aparcamientos de borde y un metro ligero

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La candidatura del PP a la Alcaldía de Santiago propone combatir el problema del tráfico con aparcamientos de borde, que estén conectados con las líneas circulares del autobús urbano y con un metro ligero. Los populares consideran que el cierre de la Sala Yago es "una nueva puñalada al casco histórico" y comprometen una solución.

El candidato popular, Gerardo Conde Roa, afirmó hoy que "el problema del tráfico en Santiago de Compostela tiene solución, a pesar de que en nueve años de Gobierno municipal el señor Bugallo no encontrarse ninguna", en alusión al actual alcalde y candidato del PSOE a la reelección.

Por su parte, la número dos de la candidatura, Amelia González, explicó las medidas que tomará el PP para poner freno a una situación que, cada día, "agobia más" a los compostelanos como es el del tráfico. Así, recordó que "en la intención del gobierno socialista de humanizar Santiago no se recordaron de que los coches no se pliegan y se necesita un lugar para aparcarlos".

Amelia González también dijo que sí el PP llega al municipio se habilitarán medidas como la creación de un sistema de aparcamientos de borde, que se conectarán con las líneas circular del autobús urbano y con el metro ligero; además se tomarán medidas para facilitar el aparcamiento a los residentes en Compostela o se hará realidad el aparcamiento del hospital Clínico, donde todos los empadronados en Santiago contarán con un descuento del 50 por ciento y si se está en el hospital más de tres días, el aparcamiento de su acompañante será gratuito.

En este sentido, la número dos de la lista de Conde Roa recordó que "de seguir el gobierno bipartito el aparcamiento del Clínico será el más caro de Santiago, lo que parece un castigo para los que tienen que emplear estas instalaciones".

Por último, el candidato del PP a la Alcaldía de Santiago se refirió al inminente cierre de la Sala Yago, lo que calificó "como una puñalada al Casco Histórico delante del señor Bugallo, que no hizo nada para evitar esta situación" y comprometió a su partido "a ayudar a buscar una solución".