Actualizado 31/05/2007 17:50 CET

27-M.-Sánchez Bugallo (PSdeG) "no ve obstáculos infranqueables" para un pacto con el BNG en Santiago para el 16 de junio

Opina que la práctica en formar coaliciones en Santiago "debe ayudar" y ve "necesario el acuerdo político" donde no hay mayoría absoluta

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santiago de Compostela en funciones, Xosé Sánchez Bugallo (PSdeG), declaró hoy que "no ve obstáculos infranqueables" para un pacto con el BNG en este municipio y para tenerlo el 16 de junio, fecha de constitución de la nueva Corporación local.

Sánchez Bugallo reconoció que estuvo en contacto telefónico con el cabeza de lista del BNG, Néstor Rego, al día siguiente de las elecciones y que ambos se reunieron al segundo día. En cuanto a las conversaciones propiamente dichas para cerrar el acuerdo PSdeG-BNG para el Gobierno local de Santiago, apuntó que la propuesta de su partido es iniciarlas la semana que viene, "el lunes, aunque no pasa nada si es el martes".

Apuntó que está a la espera de la confirmación del BNG para "sentarse y abordar la negociación", para tratar de responder a la voluntad de ambas partes de, si es posible, cerrarlo antes del 16 de junio. No obstante, el candidato del PSdeG a la reelección en la Alcaldía compostelana admitió que su mayor interés está en "preparar un acuerdo que asegure un gobierno sólido y estable con capacidad de resolver las demandas de los ciudadanos".

Sánchez Bugallo confirmó que él mismo, junto con los ediles electos Francisco Candela y Bernardino Rama --este último también secretario general de la Agrupación Local Socialista-- serán los representantes del PSdeG en la comisión de negociación. No obstante, advirtió de que "en momentos determinados no quiere decir que no haya cambios", en función de las agendas.

Aseguró que por el PSdeG "se esforzarán" para tratar de alcanzar el acuerdo para el 16 de junio porque, apuntó, "sería bueno" que la elección del alcalde de Santiago esté respaldada por "un acuerdo que garantice un gobierno local estable". En su opinión, esto es "una obligación" de las dos formaciones políticas.

APLICAR EL "SENTIDO COMÚN"

En cuanto a si prevé dónde pueden estar las cuestiones más problemáticas para el acuerdo, Sánchez Bugallo manifestó que "está razonablemente seguro de que desde el punto de vista programático cerraremos el acuerdo", aunque reconoció que la asunción de responsabilidades de gobierno es "un tema delicado".

En cualquier caso, el regidor compostelano en funciones indicó que "piensa que no deberían no poder resolver los problemas" que se puedan plantear en la negociación, "siempre que se aplique el sentido común" y haya "voluntad", que aseguró se da en el caso del PSdeG.

Admitió que los acuerdos para formar coalición en 1999 y en 2003 fueron "complejos, porque fueron buenos y muy elaborados". Consideró que ante la nueva negociación, "la practica nos debe ayudar" y añadió que, mientras hace cuatro años la exigencias del BNG respecto a usar la planta de Lousame "impidieron el acuerdo" hasta varios meses después, "hoy no ve ningún problema, ni en los programas electorales un obstáculo infranqueable en el que alguien tenga que ceder". "Espero que nadie lo ponga en la mesa de negociación, nosotros no lo haremos", dijo.

ACUERDOS NECESARIOS

Sánchez Bugallo consideró que lo que hace unos años era "excepcional", en alusión a las coaliciones PSdeG-BNG, a partir del 27 de mayo va a ser "habitual", a juzgar por los resultados en más ayuntamientos gallegos.

Constató que "no hay ninguna mayoría absoluta" en las principales ciudades gallegas y "en todas será necesario un acuerdo político, sino la ciudad donde no lo haya pagará un precio importante", dijo en alusión a que por experiencia --al participar en un gobierno en minoría al mando del socialista Xerardo Estévez-- sabe que en un gobierno en minoría "el proceso de toma de decisión se demora". "Eso fue nuestra experiencia entre 1995 y 1999, pero no se la quiero trasladar a nadie", advirtió.

EL BNG ESTUDIA QUIÉN NEGOCIARÁ

Por su parte, fuentes próximas al BNG indicaron a Europa Press que la intención es iniciar la negociación para cerrar un pacto con el PSdeG en Santiago a partir del próximo martes. En cuanto a los participantes en la mesa de negociación, la formación política aún está decidiendo quienes serán, aunque parece claro que el cabeza de lista Néstor Rego seguirá de cerca el proceso.

Esta misma semana, el propio Néstor Rego afirmó que "no hay duda" de que habrá un alcalde socialista en Santiago de Compostela, pero advirtió de "que debe tomar en cuenta" al Bloque y a sus proyectos. Consideró que los resultados electorales de su candidatura justifican que "los compromisos del BNG con la ciudadanía sean incluidos en las líneas de acción del gobierno".

El candidato nacionalista y actual primer teniente de alcalde apostó por reeditar un acuerdo con el PSdeG en Santiago y señaló que "lo razonable, es hacerlo antes de la constitución" de la Corporación. A partir de la experiencia de los dos últimos mandatos, opinó que hay que ver "cómo se gestionan" los actuales resultados y señaló como "lo razonable, que las cosas se mantengan" y que se resuelvan "en los plazos que deben".