Actualizado 30/09/2008 18:20 CET

Absueltos por falta de pruebas tres acusados de asesinar a un joven e intentarlo con dos más en Cardedeu (Barcelona)

Dos de ellos han sido condenados a cinco años de prisión por tráfico de droga

BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha absuelto por falta de pruebas a tres jóvenes acusados de asesinar a otro e intentarlo con dos más --uno de ellos recibió un disparo-- en un polígono industrial de Cardedeu en 2005. La Fiscalía solicitaba 41 años de prisión para cada uno por un asesinato con alevosía, dos intentos de homicidio, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas, y que pagaran 121.670 euros.

La Sección Sexta explica en la sentencia que no puede considerarse probada la autoría material de los disparos, ni que fuera uno de los procesados, ni tan siquiera que éstos llevaran armas de fuego, y menos aún que se pusieran de acuerdo para llevarse, utilizando la fuerza si era preciso, los 30 kilos de hachís que supuestamente iban a comprar en el polígono Can Boixadera sin pagar los 28.500 euros acordados.

Las declaraciones escuchadas --llenas de contradicciones e incoherencias-- y las pruebas presentadas durante el juicio, celebrado del 15 al 17 de septiembre, ni tan siquiera permiten asegurar que alguien disparara contra el joven que salió ileso del incidente, Imad O., según la sentencia.

El texto recuerda que algunos testigos "no han sabido o no han querido decir nada" sobre lo ocurrido o, simplemente, se limitaron a sostener que no vieron nada y los acompañantes del fallecido no se presentaron a la primera sesión del juicio.

El tribunal, "consciente de la gravedad de los hechos", no descarta las hipótesis de lo que ocurrió sobre las 18.30 horas del 9 de abril de 2005 "ofrecidas como posibles, incluso verosímiles", pero recuerda que éstas no son suficientes para desvirtuar la presunción de inocencia de los encausados si no se presenta ninguna prueba de cargo suficiente.

Con todo, "lo único verdaderamente incontestable" es que Alí L. recibió tres disparos que le causaron la muerte, Mohamed A. resultó herido en una pierna, que todos los proyectiles y vainas procedían de la misma arma y que los procesados se encontraban en el lugar de los hechos, por lo que ha absuelto a los tres jóvenes de los delitos de asesinato y homicidio.

En cuanto a la tenencia ilícita de armas, el tribunal recuerda que en la entrada y registro de los domicilios de los imputados, en Ripollet y Badia del Vallès (Barcelona), sólo se hallaron algunos casquillos --de distinto calibre que los encontrados en el lugar del crimen--. Como eso no demuestra que los jóvenes tuvieran armas de fuego, los ha absuelto.

Sin embargo, los agentes sí encontraron tres balanzas de precisión, 195 gramos de cocaína, 146 de hachís, 47 pastillas de MDMA y anfetamina mezclada en 15.255 gramos de una sustancia; droga que hubiera alcanzado un valor aproximado de 13.670 euros. También se incautaron 14.190 euros procedentes de actividades ilegales.

Es por ello que ha condenado a cinco años de prisión por tráfico de drogas a Hamzariani E.A. y Hristo V.H., y a multas de 12.000 y 1.670 euros, respectivamente; y a nueves meses de prisión a Manuel Camilo C.B. por conspiración para cometer un delito contra la salud pública, pese a que la Fiscalía y la acusación particular le acusaban de ser el autor de los disparos.

Soledad C.B., novia de Hamzariani E.A. y hermana de Manuel Camilo C.B., ha sido absuelta de tráfico de estupefacientes, ya que, si bien "resulta difícil de creer", dijo no saber que su pareja era traficante --quien ratificó la versión--. El Ministerio Público solicitaba una condena de seis años de prisión y una multa de 12.000 euros.