Publicado 21/01/2022 12:55

Albares incluye "el inaceptable uso de la inmigración" para presionar a un país entre las nuevas amenazas

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, interviene en un desayuno Informativo de Europa Press, en el Auditorio El Beatriz Madrid, a 21 de enero de 2022, en Madrid (España).
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, interviene en un desayuno Informativo de Europa Press, en el Auditorio El Beatriz Madrid, a 21 de enero de 2022, en Madrid (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha defendido que entre las nuevas amenazas actuales tanto la ciberdelincuencia como el uso de la inmigración por parte de algunos países como herramienta de presión sobre otros, algo que ha tachado de inaceptable.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el ministro ha resaltado la importancia que en el contexto actual que tendrá la cumbre de la OTAN del 29 y 30 de junio en Madrid de la que saldrá el nuevo Concepto Estratégico de la Alianza Atlántica y que permitirá reflexionar "sobre las amenazas a las que nos enfrentamos y las capacidades que tenemos que tener".

Por lo que se refiere a las amenazas, Albares ha subrayado que el mundo ha cambiado mucho desde 1945 y aunque las amenazas convencionales persisten, también hay otras nuevas. Entre ellas ha citado la ciberdelincuencia y el cambio climático, que "causa tantas muertes y desplazamiento de seres humanos".

Además, aunque sin citar a ningún caso en concreto, ha defendido que "el uso inaceptable de la inmigración irregular y del sufrimiento de seres humanos para presionar políticamente a un país también debe estar en nuestra reflexión".

No es la primera vez que el ministro critica el uso de la inmigración irregular como herramienta de presión diplomática. El pasado otoño, en plena crisis con Bielorrusia por los esfuerzos de este país para facilitar la entrada ilegal de migrantes procedentes principalmente de Oriente Próximo a Polonia, Letonia y Lituania, ya se pronunció en este mismo sentido.

Albares ha sido muy cuidadoso en todo momento de no mencionar en ningún caso a Marruecos, aunque sus palabras también parecen señalar a este país tras los acontecimientos registrados el 17 y 18 de mayo, cuando unos 10.000 migrantes cruzaron a Ceuta desde Marruecos gracias a la permisividad de las autoridades marroquíes en plena crisis diplomática por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

En otro orden de cosas, Albares ha adelantado que España aprovechará tanto la cumbre de la OTAN como la Presidencia de turno de la UE en el segundo semestre de 2023 para que ambas organizaciones miren más al sur.

AMENAZAS EN EL SAHEL

"En estos momentos el Mediterráneo y más allá, el Sahel y más allá el resto de África subsahariana son a la vez una fuente de grandes oportunidades (...) pero también muchos retos a los que tenemos que enfrentarnos".

"El yihadismo está muy lejos de desaparecer en el Sahel" y esta región, a su vez está conectada con el golfo de Guinea, "es una zona donde se producen todo tipo de tráficos ilícitos, armas, estupefacientes, seres humanos...", ha destacado.

Los europeos ya están reflexionando sobre ello y ahora la OTAN también debería hacerlo, ha sostenido el jefe de la diplomacia, puesto que estos países de la orilla sur "también se enfrentan a los mismos desafíos que nosotros". "Tenemos que convertir el Mediterráneo no en un mar que nos separa sino en un mar que nos une y construir una verdadera comunidad", ha conminado.

Más información