Publicado 21/04/2015 22:03:07 +02:00CET

Albert Rivera afirma que su reforma fiscal preocupará a los evasores

Albert Rivera en la presentación del programa económico de Ciudadanos
EUROPA PRESS

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha afirmado este martes que las medidas fiscales que plantea en la tercera parte del programa económico de su partido preocuparán a quienes pretenden evadir impuestos y también a las formaciones políticas que no tienen propuestas para gobernar.

Así lo ha explicado Rivera en Madrid durante el acto de presentación del documento, dedicado a "una nueva fiscalidad para un nuevo modelo económico", junto al economista Luis Garicano y el inspector de Hacienda Francisco de la Torre.

Según ha señalado, la reforma gustará a "cualquier ciudadano español medio" que cumpla sus obligaciones y quiera "bienestar y servicios públicos garantizados en una economía productiva", así como aquellas personas que "se han quedado en la cuneta".

Asimismo, cree que pueden estar satisfechos aquellos empresarios que pagan el Impuesto de Sociedades y no quieren tener sociedades en el extranjero ni dinero en paraísos fiscales, porque el tipo se reduciría a un 20%.

A su juicio, se trata de una propuesta "justa, social y económicamente" que va a "preocupar mucho" a los 705 defraudadores que se acogieron a la amnistía fiscal de 2012 y están siendo investigados, porque se va a perseguir el delito fiscal y se les va a exigir el pago del 10% de lo declarado.

FIN DEL CHOLLO

A los que intentan eludir el pago de impuestos, "se les acaba el chollo", porque "no tendrán un Gobierno al que llamar para decirle 'prepárame una amnistía fiscal'", ha advertido, añadiendo que el pacto fiscal es "entre ciudadanos y Estado". En su opinión, el mensaje que se transmite al premiar a los defraudadores y castigar a los que cumplen subiéndoles los impuestos es "destructivo".

Igualmente, considera que sus medidas inquietarán a aquellos rivales políticos de Ciudadanos que "comentan las reformas pero no hacen ninguna", tanto los que están gobernando como los que aspiran a ello. Concretamente, ha criticado a los que "no tienen propuestas", sino solo "cabreo".

Rivera ha asegurado que, si gobierna, cumplirá todo lo que promete porque le gustaría "poder seguir mirando a los ojos a los españoles", si bien ha añadido que no se cierran a asumir propuestas de otros partidos si creen que benefician a la mayoría de los ciudadanos.

Y a quien no le guste su programa, le ha invitado a votar a "los que no tienen proyecto", a los que "dejaron el país al borde del rescate" o a los que "metieron la tijera" en los servicios públicos básicos. De cara a la etapa postelectoral, donde habrá un mapa político "nuevo", ha afirmado que actuará defendiendo un "cambio profundo" pero también dialogando con los demás partidos.

Garicano ha explicado que el problema que hay en España es que hay unos tipos impositivos altos pero la recaudación fiscal es baja, y ha afirmado que la propuesta de Ciudadanos es un plan con bajadas de los tipos que, aun así, logrará aumentar la recaudación, aunque ha subrayado que para ello es importante reducir los "inaceptables" niveles de desempleo.

ALIVIAR LA PRESIÓN SOBRE LOS QUE CUMPLEN

El economista ha señalado que la idea es crear un sistema "progresivo, neutral, sencillo y estable" que "alivie la presión sobre los que cumplen" y que garantice la equidad, así como asumir un compromiso contra el fraude "que hasta ahora no se ha tenido".

De la Torre, por su parte, ha indicado que se pretende recuperar a medio plazo 20.000 millones de euros, un 2 por ciento el PIB, mediante una mejor recaudación y un incremento de la eficiencia económica.

A su entender, lo más importante en este plan es convencer a los españoles de que deben pagar impuestos, y eso se hace "legitimando el sistema fiscal" y haciendo comprender que "poner el Estado al servicio del ciudadano y hacer cumplir la ley genera dividendos" que se traducen en bajadas de impuestos.

Para leer más