Actualizado 08/12/2014 02:32 CET

Alcalde de Alhaurín de la Torre (Málaga) niega delito en los tickets de la caseta de feria y descarta dimitir

El alcalde de Alhaurín de la Torre (Málaga) y diputado del PP, Joaquín Villanova
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Alhaurín de la Torre (Málaga) y diputado nacional del PP, Joaquín Villanova, ha negado este miércoles ante el juez del Tribunal Supremo que haya cometido un delito de malversación en el uso de los tickets para las consumiciones de la caseta de feria municipal en las fiestas de San Juan del año 2005 y, por ello, ha confiado en que no se abra juicio oral contra él. El regidor descarta totalmente dimitir por este asunto.

El 'popular' ha declarado durante algo más de una hora ante el magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar, acusado de conceder irregularmente una caseta de feria en las fiestas de San Juan de 2005 a cambio de los tickets para consumiciones en el bar del local valorados en 3.600 euros. Está imputado por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

Villanova, que goza de aforamiento por su condición de diputado nacional, ha señalado que lo que hizo el Ayuntamiento no fue firmar el contrato de adjudicación y ocupación de la caseta sino únicamente contratar el servicio de bar, el catering, que, además, por tratarse de un "importe menor", 3.600 euros, puede hacerlo el alcalde.

"Contratábamos el bar y como son 3.600 euros, es un contrato menor, es facultad del alcalde, no es imprescindible la fiscalización previa aunque sí hay fiscalización a posteriori", ha dicho el regidor a los periodistas tras prestar declaración ante el juez.

Villanova ha expuesto que hay cuatro informes de intervención que apoyan esa tesis, los elaborados por el viceinterventor del Ayuntamiento de Málaga, el hecho por el propio Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y los elaborados por los consistorios de Benalmádena y de Fuengirola, pero "el más importante" es el informe del Servicio Jurídico de la Diputación Provincial, donde "claramente dice que es un contrato menor" y que "se contrata servicio de barra para la caseta municipal mientras que "todo lo demás es competencia municipal, el montaje de caseta, las actuaciones...".

"A LAS NIÑAS DEL BAILE HAY QUE DARLES UNA HAMBURGUESA"

Además, el regidor ha explicado que las consumiciones se destinaron a los integrantes de los grupos de baile que participan en las fiestas, a voluntarios, a personal de limpieza y, el primer día de la feria, a los representantes políticos y otras autoridades que participaron en esa jornada inaugural.

"Todos sabemos que la feria de San Juan son cinco días y cada día hay cuatro o cinco actuaciones y a las niñas del grupo de baile hay que darles una hamburguesa y una Coca Cola y para eso se utilizaban los tickets", ha dicho Villanova, que ha añadido que los resguardos de las consumiciones también se destinaron a los empleados del propio Ayuntamiento, a los voluntarios de Protección Civil o a los trabajadores de limpieza de la propia feria.

El primer día es el "único" que los tickets tienen "un destino en el que participan políticos y autoridades" ya que se usan "para el protocolo", para la consumición por parte de "las autoridades que vienen, el pregonero, la reina de las fiestas, la familia de la reina, el hijo adoptivo, la corporación municipal...".

Cuestionado por si consideraba la posibilidad de dimitir, Villanova ha descartado con rotundidad esa opción: "¿Yo dimitir? ¿Cómo voy a dimitir?", se ha preguntado el regidor, que ha recordado que IU ha pedido su dimisión muchas veces y que ésta el la demanda número 68 en su contra.

"Es la última que me queda y de todas he salido airosamente; nunca he llegado a juicio y espero que esto tampoco llegue", ha concluido el 'popular', que previamente había señalado que la declaración le había ido "bien" y estaba "muy contento".

Para leer más