Almeida dice que la propuesta de Rivera a Sánchez es la misma de Casado hace unos meses: que se incorpore a España Suma

Actualizado 17/09/2019 11:20:30 CET
Almeida anuncia el inicio de actuaciones judiciales para el "desalojo definitivo" de la Ingobernable y la Dragona
Almeida anuncia el inicio de actuaciones judiciales para el "desalojo definitivo" de la Ingobernable y la Dragona - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Desayuno de Europa Press con Almeida: Noticias, fotos y vídeos

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha asegurado hoy que la propuesta que realizó ayer Albert Rivera a Pedro Sánchez es la misma que hizo Pablo Casado al presidente del Gobierno en funciones hace unos meses. Por ello, ha dicho no entender por qué el líder de Ciudadanos no acepta unirse a España Suma.

En su intervención durante los Desayunos Informativos de Europa Press, el alcalde madrileño ha mostrado su convencimiento de que España va a otras elecciones generales porque "es el cálculo que a Pedro Sánchez le conviene, no lo que le conviene a la nación". Aunque ha apuntado a modo de broma que ayer por la noche se encontró al ministro de Exteriores, José Borrell, y este le había dicho que no sabía nada.

Almeida también se ha pronunciado sobre la propuesta de ayer de Albert Rivera en la que planteaba que PP y Ciudadanos se abstuvieran para que Pedro Sánchez salga elegido presidente a cambio de que se comprometa a aceptar un gobierno constitucionalista en Navarra, a aplicar el 155 de la Constitución en Cataluña si es necesario y a no subir los impuestos.

"No entiendo por qué no se incorpora a España suma. Es el mismo proyecto que Pablo Casado le ofreció a Pedro Sánchez hace unos meses. Se hace más imprescindible que nunca la unión del centro derecha", ha exclamado el alcalde en relación al líder de la formación naranja.

Sobre si cree en la vía de la gran coalición, Almeida ha afirmado que "sería saludable" que los grandes partidos nacionales se puedan sentar y llegar a acuerdos. En este sentido, ha recordado que el presidente del PP ha ofrecido hasta 10 pactos de Estado a Pedro Sánchez, pero ha lamentado que éste los haya rechazado todos.

"Lo es lógico y razonable es que entre los partidos nacionales se puedan alcanzar pactos de Estado. Lo que no lógico ni razonable es la posición en la que se ha situado el PSOE desde 2003 y específicamente Pedro Sánchez pactando con quien ha pactado y desdeñando los ofrecimientos múltiples que le ha hecho Pablo Casado", ha exclamado.

En este sentido, ha recordado los pactos de José Luis Rodríguez Zapatero con el llamado pacto del Tinell y el resto de pactos con partidos nacionalistas e independentistas que, ha dicho, "nos han llevado a la situación actual". Así, ha culpado al expresidente socialista por la afirmación que hizo de que aprobaría todo lo que viniera de Cataluña al Parlamento, en referencia al Estatuto catalán. Esa afirmación, ha exclamado, "está en el origen de los males territoriales que tenemos en la nación".

TOZUDEZ DEL PSOE POR CONSIDERAR ENEMIGO AL PP

Ha calificado de "tozudez" el hecho de que el PSOE no quiera llegar a acuerdos con el PP y ha lamentado que Carmen Calvo dijera "claramente que sus enemigos eran la derecha y el PP". Para el alcalde, los enemigos son los que quieren destruir el orden constitucional, los herederos de ETA, los que no creen en una convivencia en el Estado social y democrático de derecho que establece la Constitución de 1978.

"Yo no puedo considerar enemigo al PSOE, me niego a considerarlo enemigo, es un adversario político, pero no es un enemigo en la construcción de una España del futuro".

El alcalde de la capital no ha querido dar por sentado que el PSOE vaya a ganar las elecciones generales si se repiten los comicios y ha advertido que se puede estar ante una "premisa falsa" de Pedro Sánchez, del que ha dicho que cree que va a obtener 150 escaños.

Sin embargo, advierte de que lo que no debe tener tan seguro el presidente en funciones es de si los votantes de izquierdas están contentos con la gestión que ha hecho desde el 28 de abril. Ha respondido así al ser preguntado si tras el 10 de noviembre la presión se va a trasladar al PP para que se abstenga y gobierne Sánchez. En su opinión, en el caso de que ganara el líder socialista, la presión la tendría él, no Pablo Casado.

Contador